Reprimieron a los estatales de ATE que protestaban en la Casa de Gobierno

Los trabajadores que protestaban en la Casa de Gobierno fueron reprimidos por las fuerzas de seguridad. Foto: Twitter @thisislasheras
Los trabajadores que protestaban en la Casa de Gobierno fueron reprimidos por las fuerzas de seguridad. Foto: Twitter @thisislasheras

Las fuerzas de seguridad desalojaron con violencia a los estatales nucleados en ATE que protagonizaron una protesta contra los gobiernos de Mauricio Macri y Alfredo Cornejo, a los que endilgan trabajar para los sectores concentrados de la economía en contra de los intereses de los trabajadores. Los policías actuaron bajo el mando in situ del jefe de la fuerza, Roberto Munives, y en presencia de la fiscal especial Claudia Ríos.

Una decena de manifestantes debió recibir atención médica después de la actuación policial. “Estábamos protestando pacíficamente con el corte de media calzada. Todo era pacífico hasta que la policía nos golpeó y tiró gas pimienta”, declaró Jorge Chávez, secretario adjunto de ATE, por el canal Acequia, luego de la represión.

El dirigente dijo que fue golpeado y que sus lentes volaron sin destino conocido luego de la violencia aplicada por las fuerzas de seguridad. Negó que existiera un intento de ingresar a la Casa de Gobierno por parte de algún manifestante. Los accesos al Palacio de la calle Peltier están vallados y custodiados con celo por cuerpos especiales de la Policía desde que asumió el radical Cornejo.

La tensión entre manifestantes y la policía creció fuerte en algunas ocasiones, pero el nivel de violencia desplegado este martes por los uniformados provistos por el Estado con cascos, escudos, palos, gases y armas largas con balas de goma fue mayor. Si bien la protesta era encarnada por ATE, no es ajena al plan de lucha el resto de la dirigencia comprendida por la denominada Intersindical, que reunió a gremios de las dos CTA con algunos otros de la CGT contra las políticas aplicadas por el macrismo.

La Policía no consiguió con la represión desalojar la protesta, que fue el objetivo fijado por el Gobernador y el Ministerio Público, a cargo de Rodolfo González, responsable de la actitud de los fiscales provinciales frente a las manifestaciones sociales. Después de los golpes y de que las ambulancias se llevaran a los trabajadores lesionados para ser atendidos, los manifestantes recompusieron las llamas para seguir con la cocción del almuerzo en modo olla popular. La represión ocasionó que dirigentes de otros gremios llegaran al lugar en apoyo a los reprimidos.

La policía arrojó gas pimienta contra los manifestantes, entre los que había los diputados y concejales del Frente de Izquierda y de los Trabajadores.

Raquel Blas, dirigente de la CTA provincial, y Roberto Macho, secretario general de ATE, fueron golpeados por las fuerzas de represión, denunció el Partido Obrero, integrante del FIT.  También quedaron entre los reprimidos la diputada nacional Soledad Sosa; el diputado provincial Héctor Tito Fresina  y los concejales Nicolás Córdoba, de Luján, y Federico Tellera, de Guaymallén, todos ellos pertenecientes al PO en el FIT.

[iframe_galeria src=”https://www.flickr.com/photos/javierpolvani/sets/72157668834967175/player”][/iframe_galeria]

COMENTARIOS