Turismo con cara de recesión

Bajaron 4,30% las ventas, los viajes fueron más cortos y el alojamiento en casa de amigos y parientes

Share
Malargüe fue uno de los destinos preferidos en Mendoza. Foto: Gobierno de Mendoza.

El fin de semana largo del 12 de octubre volvió a mostrar el rostro de una economía en recesión: los que pudieron viajar tuvieron estadías más breves respecto al año pasado y bajaron 4,30% las ventas vinculadas al turismo, según un informe del fin de semana largo difundido por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Al ritmo del galope de la inflación, la cifra de gasto per cápita por jornada se ubicó en $950, “un 23,4% superior al mismo feriado 2017”, anotó CAME. “Muchas familias se alojaron en casas de amigos, parientes o vínculos cercanos para abaratar, lo que también explica que el gasto por turista no haya crecido tanto frente al 2017”, analizó la cámara.

“En estos últimos feriados del año, el turismo interno se está viendo favorecido por el tipo de cambio más alto, que desalienta el desplazamiento hacia países vecinos (Brasil y Chile principalmente) y explica en parte el incremento en la cantidad de turistas que mini vacacionan fronteras adentro”, admitió el informe.

Según el relevamiento realizado por CAME en 40 ciudades turísticas, las ventas de bienes y servicios asociadas al movimiento de este sector cayeron 4,53% frente al mismo fin de semana de 2017.

Según el reporte provincia por provincia, Mendoza fue una de las provincias preferidas por el turismo “con niveles de ocupación que se aproximó al 90% en el Gran Mendoza, 80% en Valle de Uco y Alta Montaña y 85% en Malargue. Hubo mucho turismo regional, y argentinos que en otro momento cruzaban fronteras que se quedaron haciendo turismo local. Ciudades como Malargue, San Rafael, Valle de Uco, Tunuyán y Mendoza Capital, estuvieron con buena demanda. Se estima que ingresaron más de 25.000 personas con un gasto promedio diario de $ 1.200 por persona”.

En tanto el panorama en Neuquén, indicó la entidad, “el movimiento turístico fue levemente superior al año pasado, aunque no así el consumo, que se notó en los bajos niveles de ventas minoristas”.

Share

COMENTARIOS