Derrame en Vaca Muerta

El macrismo neuquino acusó a YPF de esconder información sobre la contaminación

Share

Consecuencias del derrame petrolero en Bandurria Sur, Vaca Muerta. Foto: @EnriqueViale

El macrismo acusó a la petrolera estatal YPF de esconder información del incidente ambiental ocurrido en un pozo del área Bandurria Sur, de Vaca Muerta, cuyas operaciones están bajo su responsabilidad. En un documento difundido a la prensa el domingo, el equipo de campaña de Cambiemos en Neuquén advirtió que “el desarrollo de Vaca Muerta no puede ser a cualquier precio”. El texto refiere también a la muerte de un operario en otro yacimiento de la petrolera estatal en la provincia: el Octógono Fiscal, de Plaza Huincul

La difusión del documento partidario puso en foco la postura del macrismo neuquino respecto a la explotación no convencional en la provincia: rechaza la actuación de la empresa que es controlada por el gobierno de Mauricio Macri, de quien depende directamente el presidente de la petrolera, Miguel Gutiérrez, por el Estado el accionista mayoritario, y del gobierno provincial, que actúa en materia hidrocarburífera alineado ciento por ciento a la administración nacional.

Rubén Etcheverry, jefe del equipo energético de la campaña del macrismo neuquino, rechazó la actuación de YPF en cuanto a la información oficial emitida después de conocerse que en una de sus áreas de Vaca Muerta se produjo el peor incidente ambiental desde que comenzó la explotación de formación no convencional de la Cuenca Neuquina. Al mismo tiempo, golpeó al gobierno provincial de Omar Gutiérrez por la misma razón.

“No hay información oficial, la única información con la que contamos es de carácter periodística”, se quejó el líder del programa energético de Cambiemos en Neuquén, que a la vez ocupa la Secretaría de Modernización del gobierno municipal de la capital provincial, a cargo de Horacio “Pechi” Quiroga.

Documento de la Mesa de Cambiemos Neuquén

El desarrollo de Vaca Muerta no puede ser a cualquier precio

Vaca Muerta representa hoy la mayor esperanza de desarrollo equitativo y sostenido del país, a partir de la política que en materia energética está llevando adelante el presidente Mauricio Macri y que permitió el desembarco de las inversiones que se necesitaban para impulsar la explotación de los recursos no convencionales.

Pero para que ese desarrollo sea sostenido en el tiempo, se deben establecer los límites bajo los cuales el Estado determina el marco de su accionar y los controles con los cuales regirse.

No obstante las expectativas que tenemos, no solo nosotros sino también todos los argentinos, no podemos dejar pasar más tiempo sin prestar especial atención al cuidado que el desarrollo de las actividades exploratorias y extractivas requieren para que no se vuelvan un boomerang y atenten contra nuestros patrimonios más preciados: el ambiente y las personas.

El derrame que estuvo 36 horas sin control en el pozo 26 de Bandurria Sur – afectando 45 hectáreas de suelo- y la muerte de un operario en la zona de Cutral Có, ponen de manifiesto fisuras que deben atenderse con urgencia y seriedad.

Más allá de la eficiencia y la productividad necesarias para las empresas, las inversiones en nuestra provincia debe ir de la mano de la capacitación y el entrenamiento adecuado para que los trabajadores y sus familias no afronten cada jornada con riesgos de muerte como la que tuvimos que lamentar esta semana y que se suma a las otras cuatro que ocurrieron ya este año.

El otro aspecto donde debe existir una presencia fuerte del Estado es en el control de la actividad que, naturalmente, implica un alto riesgo de generación de pasivo ambiental como el señalado anteriormente.
Fruto de maniobras no adecuadas o en las circunstancias que fuere, resulta inadmisible la pasividad de los organismos de control y tan grave como esa pasividad, el silencio que es sinónimo de falta de transparencia de la subsecretaría de Ambiente de la provincia.
Este organismo fundamental para garantizarnos a los neuquinos que nuestra tierra, el aire y aguas serán preservadas para las próximas generaciones, no emite un comunicado en su web oficial desde hace ¡19 meses!
La falta de información oportuna y precisa genera dudas en la ciudadanía y la opinión pública. La cuestión ambiental y las dudas sobre el fracking no han sido eficazmente resueltas. Y si bien hoy aparecen tapados por las bondades de Vaca Muerta, permanece latente el temor frente al desconocimiento.

Cuando desde Cambiemos advertimos sobre los altos niveles de conflictividad de la provincia no nos referimos únicamente a los cortes de rutas, conflictos con superficiarios y comunidades mapuches y pseudo-mapuches, sino también y precisamente a estas cuestiones de transparencia, tanto ambientales como de seguridad.

Consideramos que es necesario trabajar en la revisión de la normativa y las metodologías de control, la publicidad y transparencia de todos los aspectos de la actividad y retomar la jerarquía que merece el ambiente en la provincia de Neuquén elevándolo a nivel de Secretaria o Ministerio.

Como fuerza política acordamos y acompañamos las medidas que faciliten el desarrollo de Vaca Muerta como herramienta fundamental para garantizar el futuro energético de del país, pero ese desarrollo no debe ser a cualquier precio.

Nuestro objetivo es resolver estas falencias de manera que no se opaque el presente de Vaca Muerta, ni se ponga en riesgo su futuro, que es el de todos los neuquinos y todos los argentinos.

Mesa de Cambiemos Neuquén

Share

COMENTARIOS