Lesa Humanidad

Se inicia en Mendoza el juicio a los apropiadores de Claudia Domínguez, la nieta recuperada 117

Claudia Domínguez y su hijo acompañan a su abuela María en una ronda en plaza San Martín. Foto: Coco Yáñez.

El próximo jueves 11, a las 9.30, en Tribunales Federales, se inicia el juicio por la apropiación de Claudia Domínguez, #Nieta117. Es hija de Walter Domínguez y Gladys Castro, pareja desaparecida en diciembre de 1977 cuyo destino se desconoce. Claudia recuperó su identidad en 2015, cuando Abuelas de Plaza de Mayo concluyeron los estudios de identificación y anunciaron que era la nieta de las mendocinas María Domínguez y Angelina De Castro.

El 11 de octubre el Tribunal Oral Federal N°1, presidido por la jueza María Paula Marisi, acompañada por los jueces Alberto Carelli y Alejandro Piña, abrirá el debate por la apropiación de Claudia Domínguez Castro, según informó el sitio que lleva al día los juicios de Lesa Humanidad.

Los imputados en esta causa son tres: el militar Segundo Héctor Carabajal, y el matrimonio que, indebidamente, la registró como hija biológica. Carabajal fue miembro del Destacamento de Inteligencia 144 del Ejército, dependencia estratégica en el plan desarrollado por el Terrorismo de Estado. El imputado sería el mayor responsable de los delitos que incluyen la retención y ocultamiento de una menor, falsificación de la identidad y otros.

No obstante, por esta causa también fueron juzgados en Mendoza los funcionarios judiciales que tuvieron responsabilidad en la supresión de la identidad de Claudia, así como de cajonear los hábeas corpus que su familia interpuso de manera reiterada.

La joven es hija del matrimonio integrado por Walter Domínguez y Gladys Castro, víctimas de un procedimiento encuadrado en el operativo “Escoba”, cuyo propósito era acabar con el Partido Comunista Marxista Leninista (PCML). El resultado fue el secuestro y desaparición de nueve personas entre las que se encontraban Gladys Castro, embarazada de seis meses, y su esposo Walter, aprendidos en la madrugada del 9 de diciembre de 1977.

Los testimonios ofrecidos en el 3er. juicio por delitos de lesa humanidad celebrado en Mendoza, establecieron que la pareja fue arrebatada de su vivienda, con uso de la violencia y transportada por la fuerza en dos automóviles, con destino desconocido.

Posteriormente, sus familiares realizaron varias denuncias por estos secuestros, inclusive el reclamo por la suerte de la criatura en gestación que debía nacer en marzo de 1978, pero no obtuvieron ningún resultado.

La Asociación Abuelas de Plaza de Mayo, querellante en esta causa, hizo una ardua tarea de investigación en torno a la joven Claudia, en razón de que existían serios indicios de que podría ser hija de personas desaparecidas, e inició un acercamiento.

En el año 2015,Claudia decidió dejar su muestra de sangre para que sea cotejada con el Banco Nacional de Datos Genéticos; el resultado, conocido el 27 de agosto de ese año, determinó que se trataba de la hija de Walter y Gladys. Días después, Estela de Carlotto anunció la restitución de su identidad.

En octubre de 2015, la comunidad mendocina conoció a la #Nieta117 cuando ofreció una conferencia de prensa, acompañada por Angelina y María, sus dos abuelas, en Radio Nacional. La madre de Walter, María Assof de Domínguez, es referente de la Asociación de Madres de Plaza de Mayo de Mendoza y una reconocida luchadora por los derechos humanos. Claudia se sumó a su lucha acompañándola a las rondas de los jueves a la plaza San Martín y a las audiencias de los juicios de lesa humanidad.

COMENTARIOS