Cofco bajó la persiana

La aceitera que produce para Carrefour, Coto y otros cerró y despidió a 200 empleados

Share

En la mañana del viernes se le negó el acceso en puerta de planta de Valentín Alsina de la multinacional COFCO, ex Nidera, a los trabajadores que cumplen funciones en ella. Cuando el personal le requirió una explicación sobre lo que estaba ocurriendo, la gerencia informó de forma verbal que la corporación decidió el cierre de la planta y que comenzarán a llegar las notificaciones de cesantías.

“Este accionar intempestivo es un auténtico ataque patronal contra los 200 trabajadores que cumplen sus tareas en el establecimiento”, señaló el Sindicato de Aceiteros en un comunicado de prensa.

China National Cereals, Oils and Foodstuffs Corporation, es el mayor procesador y comercializador de alimentos del país asiático, y había adquirido Nidera en marzo de 2017.

A menos de dos años de la millonaria operación, la planta de Valentín Alsina, parte del partido bonaerense de Lanús, llegó a tener entre el 40% el 50% de su capacidad ociosa.

Horas más tarde, el mismo viernes, la multinacional publicó un comunicado en su sitio web en el que habla de “crisis” en el sector. “Ninguna crisis padece COFCO, una de las multinacionales alimentarias más grandes del mundo, que disputa en nuestro país con Cargill el primer puesto en exportaciones agrícolas. Y también, en las extraordinarias ganancias que obtiene”, reclamaron desde Aceiteros.

De Valentín Alsina allí salía el aceite de consumo para el mercado interno marca Legítimo, pero además algunos de los que comercializan las cadenas Coto y Carrefour con su marca propia, e incluso los que están en góndola con la marca Marolio, entre otros destinos de la producción de refinado de girasol y soja, parte de la cual se exportaba.

“Sin ningún aviso ni procedimiento previo, la empresa quiere aprovechar que la mayoría de los compañeros están de vacaciones para dejar a la deriva y sin sustento a 200 familias”, denunció el gremio.

“COFCO no muestra ningún balance que exprese la supuesta “crisis”. Por el contrario, lo único que demuestra cerrando su única planta de envasado y refinamiento para el consumo doméstico en el país, es que su único interés es comprar el cereal sin industrializar para procesarlo en el exterior”, especificaron los aceiteros que hoy van a comparecer en una audiencia en el Ministerio de Trabajo bonaerense para tratar de encontrar una solución al conflicto..

“Vamos a defender hasta las últimas consecuencias los puestos de trabajo, que son la fuente de sustento y garantía de futuro para cada una de nuestras familias”, concluyeron.

Share

COMENTARIOS