Accidente fatal en Plaza Huincul

La muerte de un petrolero agitó la discusión por el régimen laboral en los yacimientos

Share

El jueves murió el operario Mauricio Segura el yacimiento más antiguo de Neuquén.

Cinco trabajadores petroleros murieron en sus puestos de trabajo en lo que va de año. El último accidente fatal se produjo el jueves en el yacimiento Octógono Fiscal, propiedad de YPF, en Plaza Huincul, adonde dejó su vida Mauricio Segura, empleado de una contratista de la empresa Venver.

La quinta muerta es investigada por la Justicia, pero en el plano político sindical reavivó la discusión por las condiciones laborales en los yacimientos. El secretario general del Sindicato de Petrolero Privados, Guillermo Pereyra, atribuyó la muerte al descuido del muerto. “A veces la confianza de los compañeros los lleva a una situación de riesgo. Antes de hacer una maniobra hay que analizar lo que puede llegar a pasar”, declaró el sidicalista cuando los familiares de Segura comenzaban a velar sus restos.

Segura es el quinto muerto este año en los yacimientos neuquinos. En mayo se produjo un accidente fatal en Cutral Co y en julio y agosto hubo otros dos en Añelo. En febrero murió un trabajador tras una descompensación en el área Agua Salada, de Tecpetrol, antes de llegar a un centro asistencial.

Pereyra es el impulsor de un cambio en el régimen laboral de los trabajadores petroleros. Los operarios del sector trabajan con la modalidad 2 por 1, es decir un día de descanso cada dos de trabajo. Las empresas tienen turnos de 14 días continuados de trabajo, por siete seguidos de descanso. Esto permite a trabajadores de otras provincias posibilidades para trabajar en los yacimientos neuquinos sin necesidad de radicar a sus familias en la provincia.

Con el fin de concentrar la mano de obra en la provincia, la iniciativa de Pereyra, que es apoyada por el gobernador Omar Gutiérrez, insta a que se fijen seis días de trabajo continuados seguidos por tres de descanso. La muerte de Segura por el golpe de una válvula pesada en su cabeza sirvió para que Pereyra y el gobierno atribuyan al régimen de distribución de días de trabajo y francos la responsabilidad por lo sucedido en Huincul.

El subsecretario de Trabajo de Neuquén, Ernesto Seguel, ratificó el apoyo al plan de Pereyra. “Con el régimen actual se generan situaciones no deseadas, por eso hay que humanizar el trabajo. Es necesario avanzar en la mejora de los convenios colectivos para generar mejoras a la calidad de vida del trabajador”.

Una pequeña asociación gremial de petroleros cuestiona la relación de Pereyra con las empresas, porque considera que ahí se define la política sindical y no en los intereses de los trabajadores. El asesor sindical de la Agrupación Obreros del Petróleo y dirigente del Partido Obrero, Pablo Giachello, consideró tras la muerte de Segura: “Este enorme crecimiento de la inseguridad laboral, es la consecuencia de la desinversión de las empresas en seguridad e higiene. Las empresas utilizan fierros fatigados, evadiendo las inspecciones y certificaciones, para ahorrar costos. Las empresas de servicios especiales no hacen las pruebas de hermeticidad previa a la intervención del pozo, porque no quieren perder tiempo para poder meter más fracturas. La prioridad de las empresas es abaratar costos, la seguridad y la vida del obrero no les importa”.

El primer yacimiento de la provincia

En el yacimiento Octógono Fiscal nació la actividad petrolera de Neuquén. Se ubica en Plaza Huincul y tiene actividad desde hace 100 años. Se mantiene bajo la operación de YPF, que lo revivió luego de estar parado durante muchos años.

Los avances en las técnicas de extracción le dio una nueva vida al yacimiento en el que se localiza el denominado Pozo 1, que cumplió 10 años el lunes pasado.

 

Nota relacionada

Murió un trabajador en un yacimiento de YPF en Plaza Huincul

Share

COMENTARIOS