“La peluquería”, el “Pabellón 11” y otros lugares de tortura de presos políticos fueron identificados por testigos del megajuicio

[addtoany][/addtoany]

carcel

Esta semana del megajuicio se dedicó a las inspecciones oculares. El lunes en el D2 y el martes en la Penitenciaría Provincial. Foto: Gobierno de Mendoza.

 

La peluquería y el Pabellón 11. El locutorio y la enfermería. Los calabozos y los corredores donde eran trasladados los presos políticos. Uno a uno estos lugares fueron señalados por ex detenidos víctimas del terrorismo de Estado que sobrevivieron y hoy son testigos del megajuicio en el que se investiga la complicidad de jueces en delitos de lesa humanidad.

Fue en la visita ocular realizada a la Penitenciaría Provincial, donde Guido Actis, Pedro Coria y Roberto Marmolejo -a pedido del Tribunal Oral federal Nº 1-  identificaron físicamente los lugares donde fueron torturados. Estos testigos fueron quienes mayor tiempo permanecieron en cautiverio en el Penal.

Ls testigos lograron determinar los lugares donde se realizaban los interrogatorios y las torturas, en particular la sala conocida como “la peluquería” y el Pabellón 11. Este último, señalado como el lugar donde se produjera la violenta requisa comandada por el Capitán Ledesma y ejecutada por personal policial y militar, el día que asume como director del Penal el Teniente Naman García, el 24 de julio del `76.

Sobre este episodio, entre otros, se encuentran acusados los ex-oficiales penitenciarios Oscar Alberto Bianchi, y Pedro Modesto Linares, implicados en la causa Rabanal.

El recorrido incluyó la identificación de los pabellones 6 y 14 por los que fueron trasladados internamente. Además, señalaron la ubicación del pabellón de mujeres, el locutorio, los calabozos de aislamiento y la enfermería, entre los sectores que actualmente denotan modificaciones o su total demolición.

Durante el recorrido, los testigos contextualizaron episodios vinculados a la causa Rabanal, la desaparición de Santiago Illa y sobre Miguel Ángel Gil y Marcos Ibañez, asesinados en el D2.

400 detenidos pasaron por allí
“Siempre se producen sentimientos encontrados, porque es el lugar donde sufrimos tortura, pero por otro lado es el lugar donde está el recuerdo de los compañeros con los que compartí todo esto, y que a pesar de lo que vivimos nunca pudieron borrarnos la sonrisa”, expresó Guido Actis recordando a los casi 400 compañeros detenidos que pasaron por la Penitenciaría Provincial en los años de la dictadura cívico militar.

Por su parte, Roberto Marmolejo definió: “Esto fue un centro clandestino de detención,y hay personal que acá colaboraba con la tortura”.

En este sentido, Pedro Coria expresó al finalizar la visita ocular: “Esto ha servido como un acto de justicia; A pesar de los años que han pasado hoy tenemos la posibilidad de juzgar a quienes participaron en la dictadura, y que por más que quieran, estos juicios jamás se podrán borrar de la historia”.

Tras estas visitas oculares, reanudará la instancia testimonial en la audiencia debate del próximo martes 14 de octubre, a las 9.30 en  Tribunales Federales.

Fuente: Ministerio de Desarrollo Social