Lesa Humanidad: sindicaron al ex cónsul Burlot como líder de los buchones de la UTN

Paul Burlot, excónsul de Francia.

Seis testigos del  sexto juicio de lesa humanidad que comenzó hace una semana en esta provincia -que reúne a 28 imputados en 12 causas- detallaron el accionar de una patota de ultraderecha en la UTN que marcaba estudiantes al servicio de los comandos represivos que actuaron en Mendoza, liderada por el ex cónsul de Francia en Mendoza, Paul Burlot.

El ex diplomático y lobbista de empresas francesas con intereses de expansión en Mendoza, fue señalado en este juicio como líder de la Comisión Nacional Universitaria (CNU), una organización paramilitar surgida en 1968 y vinculada a la Triple A. Se escucharon distintos testimonios por la causa de Mario Susso y Susana Bermejillo,  asesinados el 20 de marzo de 1976, y en ese marco fue que la persecución de la ultraderecha en las universidades quedó expuesta sobre la mesa, según recoge el portal juiciosmendoza.blogspot, que lleva al día las crónicas del juicio.

La jornada comenzó con el testimonio de Roberto Marmolejo, secuestrado de su casa en la madrugada del 17 de marzo de 1976 por tropas del Ejército que entraron violentamente a su casa sin orden de allanamiento. Fueron a buscar a dos personas más: Marta Rosa Agüero, madre de un compañero de Marmolejo, y otro hombre en Dorrego.

“Las tres personas fueron depositadas en las celdas del D2, conocidas por el testigo, ya que había estado detenido en dos ocasiones anteriores por su militancia. En la celda grande estaban, privados de su libertad también, Montemayor, Barroso, Amaya, Polischuk y Berdejo. A su vez recordó, entre otros detenidos, al Dr. Pont”, indica el sitio.

Marmolejo indicó que el excónsul hizo  el saludo nazi para votar la toma de la facultad durante una asamblea “y a otros miembros de ese grupo: Roberto Lucas (alias Pato), Ballardi, Mendoza y Freddy Fernández. También la presencia de policías de civil y uniformados. Estos últimos palpaban de armas a los estudiantes al ingresar a la facultad, con excepción de la gente de la CNU”.

También el testigo Oscar Eduardo Otero -quien entró en 1965 a la UTN- involucró a Burlot: rememoró un día, anterior al 20 de marzo de 1976, en que se hallaba reunido con Burlot en el sótano de su casa, donde fabricaban flashes. “La gente de la ultraizquierda anda buscando un mártir y ese mártir vas a ser vos”, le dijo Burlot, aludiendo a su vinculación con el centro de estudiantes de la UTN.

César Cuchi, por su parte, relató una charla que tuvo con Burlot cuando trabajaba con él en la empresa Multiflash, en algún momento entre 1988 y 1991. Burlot refirió distintas cuestiones vinculadas al secuestro de Susana Bermejillo. Según su versión, Carrizo y Bermejillo se habían puesto de acuerdo: él escaparía y ella se entregaría porque estaba embarazada. “Si esta persona tenía un hijo de Carrizo, ese niño no tenía que existir”, recuerda que le dijo, y la desafortunada frase lo impactó.

Otro testigo de la última audiencia fue Juan Carlos Carrizo, quien, al igual que Otero, recordó el grupo de derecha que actuaba en la UTN (alineado con la Concentración Nacional Universitaria), donde Burlot actuaba como ideólogo. Además de Lucas, recordó a Seijo, Fragapane, Martí y Ortigala, entre otros. “Era el grupo más cerrado”, apuntó.

“Aportó pruebas del accionar delictivo del grupo y su vinculación con actividades paramilitares. Lo hizo recordando la confesión del propio Lucas (que llegó a ser recientemente concejal de Las Heras) cuando los arrestaron en ocasión del asalto a una estación de servicio de Luján de Cuyo, perpetrado el 14 de julio de 1976. Lucas argumentó en su descargo que lo hacían para recabar fondos para la lucha antisubversiva”, reseña el portal del juicio.

Horacio Susso -quien declaró por el homicidio de su hermano, Mario Susso- habló del protagonismo del Comando Anticomunista Mendoza, y mencionó las vinculaciones familiares con los Susso, con quienes compartía inclusive la afiliación al Club Hípico.La víctima le dijo a su hermano que Burlot  era “uno de los que marcan personas”.

Informe Explícito: Megajuicios de Lesa Humanidad en Mendoza