Semana negra

Arcor, Unilever y Alco-Canale suman despidos a la industria, arrasada por la caída del consumo

Share

La semana arrancó con despidos en grandes empresas del rubro alimenticio. Arcor despidió 42 personas en su fábrica de chocolates en San Luis, Alco-Canale hizo lo propio en La Rioja con 25 empleados a los que pretende pagarles 50% de las indemnizaciones y Unilever dejó en la calle a 150 operarios de Arisco, también en La Rioja.

Estos tres gigantes alimenticios achicaron sus plantillas y replegaron su producción afectados por la destrucción de la industria, que a su vez tiene su origen en el empobrecimiento de la población, con salarios por debajo de la inflación y endeudados para pagar tarifas y servicios.

La caída constante del consumo seguirá, según se prevé, y terminará el año con un 9% de merma respecto del 2018. 

Semejante panorama arrasó con pymes, miles de fábricas y empleos. Según la UIA, en el gobierno de Macri se destruyeron 144.675 puestos de trabajo.

Arcor, con espalda pero sin empleados

El plan de repliegue de Arcor -un gigante de la alimentación, formador de precios, cuyo CEO es Luis Pagani- arrancó hace meses e incluyó el cierre de dos fábricas en Mendoza, suspensiones a empleados, traslado de líneas de producción y vacaciones anticipadas hace dos semanas para todos sus empleados. 

Archivo Explícito: Plan de ajuste en Arcor

“Hoy nos encontramos con que terminaron despidiendo a 42 compañeros. La gente salía hoy de vacaciones, todo el personal tenía una semana de vacaciones, y nos encontramos con esta mala noticia”, detalló Gustavo Sosa, secretario gremial del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación de San Luis.

Entre los operarios despedidos hay “gente con más de 20 años de antigüedad”, señaló el sindicalista al portal local San Luis Radio 24.

El gremio pedirá a Relaciones Laborales que convoque a las autoridades de la empresa a una audiencia para solicitar la reincorporación de los echados.

“Nos preocupa la situación de los despedidos, la rechazamos y vamos a pedir la reincorporación; pero también nos preocupa la situación en la que quedan los compañeros que tienen que seguir trabajando en la planta”, señaló el sindicalista.

Share