Desamparo total

Cuatro personas que dormían en la calle murieron de frío en los últimos días, según Red Solidaria

Share

Hubo cuatro muertes de personas desamparadas en la calle, según confió Juan Carr, de la Red Solidaria, tras la muerte de Sergio Zacariaz, de 52 años, sobre la vereda de Perú, entre Belgrano y Venezuela, a metros de la Casa Rosada.

“Cada muerte es una tragedia. Falleció un señor de casi 60 años frente al hospital de San Nicolás en Provincia en estos días de frío. Murió también un chico cordobés de treinta y pico de años que viajó a Jujuy a buscar trabajo, se refugió en una camioneta un poco vieja y la hipotermia lo mató en la noche. Y se murió otro chico en Venado Tuerto. Bajó la temperatura, cuando baja a cinco cuatro grados es cuando mata en la calle, se metió en un baño en reparación en una estación de servicio y ahora una cuarta muerte

Carr, quien trabaja desde hace años por el Hambre Cero, trabaja en red con otras asociaciones asistiendo a personas en la calle, En las épocas de frío organizan ollas populares y comedores. La muerte de Zacaríaz, dijo, lo impactó con mayor fuerza porque llegó a conocer personalmente. “Todas las muertes son tragedias. Somos tres millones de personas en Capital si alguien muere de frío en la esquina de tu casa es impactante”, señaló.

“No esperábamos esta situación. Esta es una persona que murió por frío a cinco cuadras de Plaza de Mayo, que es donde nosotros hacemos ruido, donde la historia nos marca. Hemos charlado con él, nos sentimos muy afectados, nos saludábamos nos veíamos circunstancialmente. Las cacerolas son una excusa para encontrarse”, detalló.

Carr hizo referencia a que la muerte de Zacarías no tiene otra explicación que el frío y el abandono de tener que dormir a la intemperie: “No había ninguna patología detrás. Uno en la angustia busca una justificación. Pero nó, se quedó dormido allí y el frío te mata entre las 10 y las cuatro y cinco de la mañana. Es en ese momento en que si ves una persona en la calle, no importa si no hacés nada, no tiene que estar ahi. No tiene que estar afuera, hay que llamar a la ambulancia, a la policía o donde sea. Nos comimos una muerte como comunidad. No somos culpables, pero al lado nuestro se nos fue alguien que no miramos lo suficiente”.

“Hace dos años volvieron familias completas a vivir en la calle, es un golpe durísimo”

Share