Fuego amigo

El brazo político de los gordos del vino defenestró la gestión de Macri

Share

Ángel Leotta, presidente de la Coviar, cuestionó la marcha de la economía. Foto: Prensa Gobierno de Mendoza

El brazo político de los gordos del vino defenestró la gestión del presidente Mauricio Macri. En ese sentido, la Corporación Vitivinícola Argentina consideró que está frente al peor de los mundos.

Ángel Leotta, presidente de la Coviar, se despachó desde la tribuna de la organización en la Fiesta de la Vendimia. “La crisis que padecemos dejará serias heridas en el tejido social, productivo e institucional de nuestra vitivinicultura”, dijo.

El presidente de la corporación habló en el tradicional acto vendimial montado en el Hyatt de Mendoza. En otros tiempos, la Coviar supo aplaudir a Macri.

Cornejo blanqueó que el plan para reactivar al vino son los consumidores extranjeros

“Es hoy un momento especial para decir la verdad, toda la verdad, con franqueza y coraje”, dijo Leotta. Lo escuchaban el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, y el de Salta, Juan Manuel Urtubey, entre otros.

La corporación es un ente público privado que desde su nacimiento representó los intereses del establishment sectorial. A la vez, se granjeó el rechazo de los pequeños productores independientes.

Poder destructivo

“La crisis que estamos atravesando destruye y destruirá fibra de nuestro sector”, aseguró el presidente de la Coviar.

 

A renglón seguido, describió un panorama tétrico con “viñedos en ruinas, empresas que no seguirán trabajando, daño en la institucionalidad, productores que desaparecieron, consumidores que no volverán a buscar nuestros vinos”.

Leotta remarcó que la industria del vino “nuevamente” pasa “una situación de gravedad”.

“Los síntomas -argumentó- son la caída de ventas en el mercado interno, la acumulación de stocks, que incide negativamente en el precio de la uva y el vino, y la baja rentabilidad de toda la cadena”.

El contraataque de Cornejo

Ante las críticas del titular de la Coviar, el gobernador de Mendoza sacó la cara por Macri. Dijo que el plan del vino chocó contra la inflación y los cambios en la macro – economía. Argumentó que la cultura de los jóvenes es un escollo para el consumo.

“El plan estratégico de la Coviar no puede cumplirse en su totalidad por inflaciones y sucesivos cambios macroeconómicos”, dijo Cornejo al respecto.

Y remató: “Ese plan estratégico apuntaba a sostener nuestro mercado interno y el consumo en nuestro mercado interno. Pero nadie hace magia. La cultura de nuestros adolescentes, de nuestros jóvenes no se orientan al consumo del vino sino a otras bebidas complementarias al vino. Y no podemos obligarlos con un decreto o con un revólver, con un arma a que consuman vino”.

Share