Resistido por ambientalistas

El Senado convirtió en ley la exploración de la mina Hierro Indio en Malargüe

Share

El Senado convirtió en ley el proyecto de exploración de la mina Hierro Indio, en Malargüe, resistido por ambientalistas, que lo ven como el caballo de Troya para reformar, a instancias del lobby minero, la Ley 7722, que prohíbe sustancias como el cianuro en la minería en Mendoza.

La iniciativa tuvo el apoyo del PJ y la oposición del FIT, y pasó sin escollos la discusión, con críticas al cambio de postura del radicalismo por parte del PJ que no hicieron mella en el resultado final.

Se aprobó con 30 votos positivos 1 negativo (del FIT, de Lautaro Jiménez),  y 4 abstenciones (una del FIT y tres del PJ, de Fernanda Lacoste, Patricia Fadel y Luis Böhm).

Algunas exposiciones

Samuel Barcudi (PJ) fustigó al radicalismo por el cambio de postura: “En su momento los radicales, Cornejo, Tadeo García Salazar tuvieron una postura contraria. En 2014 el expediente tenia la misma intención: aprobar el cateo para ver si a mina tenía potencial. En 2014 la tonelada de hierro estaba a 250 dólares toneladas de hierro, hoy está a 40 dólares la tonelada. Que oportunidad nos perdimos por la supuesta defensa del agua y la ley 7722”

Probablemente, señaló, “este cambio de postura genere trabajo, lo festejamos. No quería dejar pasar la oportunidad de decirles que el radicalismo tuvo un grado de hipocresía brutal. Se olvidaron de que quienes necesitaban este proyecto de ley eran los mendocino”, remató.

Silvina Camiolo (PJ) y Gladys Ruiz (UCR) celebraron como malargüinas la aprobación del proyecto. Sin embargo, Camiolo también recordó que el radicalismo no quiso tratarlo en 2014 y reclamó que el Ejecutivo “garantice los controles”.

El FIT: voto en contra y abstención

A su turno, Lautaro Jiménez (FIT) indicó: “El tratamiento de este proyecto niega el discurso que trató de mostrar el oficialismo. Teniendo una DIA y una fase de exploración que supuestamente cumplen con todas las normas, en lugar de ponerlo como modelo de discusión en la Legislatura, se mantiene las viejas prácticas de la Legislatura actuando como escribanía de un proyecto concreto”.

Lautaro Jiménez, del FIT, votó en contra del proyecto.

Consideró como “curioso que digan que la Ley 7722 era una ley antiminera”. Y agregó: “No dicen que son antimineras las leyes del menemismo o el desastre que hizo el neoliberalismo que lleva a que hoy el hierro se importe desde Brasil. La ley 7722 no es una línea antiminera, es una ley que protege el agua”. Puntualizó que “las Asambleas por el Agua tenían cosas para decir, tenían cosas para ser escuchadas”.

Criticó que “se esta aprobando dos fases de la exploración, en una especie de dos por uno”.

Su compañero de bloque, Víctor Da Vila, se abstuvo de votar y cuestionó al sector del PJ que “habiendo gobernado muchísimos años ahora se acuerdan de proponer un plan minero”. Señaló que “se está discutiendo si al señor de barba se le habilita que pueda explorar la cantidad de hierro para un posible proyecto minero a futuro. El gobierno, desde la propaganda, pretende utilizar esta aprobación como que la mínería ha sido todo lo mismo. Se quiere hacer un show con este proyecto como que avanza la minería en Mendoza. Esto es falso”.

“¿Qué nos importa el precio internacional del hierro y del acero? ¿Por qué tenemos que discutir en esos términos? Tenemos que discutir la posibilidad de la siderurgia en la provincia. Esto es un show. No significa ningún cambio el cambio de la matriz productiva, ni el ingreso de divisas para la provincia- El único objetivo de esta discusión es empezar a legalizar otros negocios, y la reforma de la 7722”.

El PJ facturó el cambio de postura de la UCR

Adolfo Bermejo (PJ) dijo que lo votaron a favor,entre otras cosas, porque diversos dictámenes establecieron la ausencia de glaciares en la zona y criticó “las incoherencias del radicalismo” de no aprobar el impulso a Hierro Indio en 2014. “El peronismo votó a favor en 2014 y ahora también. Hacemos hincapié en los controles por parte del estado”.

“Después de este proyecto seguro van a aparecer otros similares que también tendrán que ver con la minería. Hay un despacho interesante donde aparece la reforma de la Ley 7722, que no tiene los consensos. A título personal sigo insistiendo en que el gobernador electo elevara él un plan estratégico de minería para la provincia. Algo más estratégico que proyectos sueltos para tratar de pellizcar entre los partidos políticos que voto podemos sacar”. agregó Bermejo.

“Este proyecto abre las puertas a otras discusiones”, insistió.

Luis Böhm (PJ) dijo que “no ayuda en nada a la búsqueda de los consensos en un tema que es delicado. Llega un proyecto aprobado de diputados y parece que tenemos que aprobarlo automáticamente. No sólo por la 7722. No es casual que la encíclica Laudato Si llega a la conclusión de que efectivamente hay cambio climático. Hay una crisis estructural del planeta Tierra que nos llama a la reflexión a la humanidad”.

Luis Böhm, del PJ, recordó la encíclica Laudato Si, del papa Francisco.

“No se está compatibilizando capitalismo con democracia. Tenemos que acordar un modelo de desarrollo que sea compatible con las futuras generaciones. Este es un tema número uno en la agenda mundial, en Argentina y en Mendoza. Pocos temas tienen el tenor de la actividad minera”.

Agregó: “Tengo claro el poder de compra del capitalismo sobre los inspectores, sea estatales, de organismos o de consultoras privadas. No le podemos entregar el futuro de nuestros hijos a la codicia de unos pocos. Sólo un gobierno que tenga un extraordinario poder de policía ambiental y minero puede estar tranquilo con un proyecto para garantizar el menor impacto ambiental”.

Remató Böhm, que se abstuvo: “Hay doble riesgo, ambiental, y de la codicia humana. La falta de una política de estado, de un fortalecimiento de la política de control ambiental, la falta de pericia de diseñar un proyecto de diálogo, que no es Hierro Indio, sino si Mendoza va a tener futuro minero o no. Este proyecto va a tener legalidad, pero no legitimidad”.

Ana Sevilla (PJ): “En el 2014 esas bandejas estaban llenas de gente. Soportamos insultos, amenazas. Trabajamos 70 días el expediente, con reuniones abiertas donde escuchamos a todos. Se incorporó todo tipo de documentos. Todo para tener la negativa de la oposición, la UCR, y que hoy con sólo 21 días de tratamiento en diputados, se apruebe. Qué diferencia cuando Cornejo es gobernador y cuando mandaba en contra a sus legisladores a votar en contra. En 21 días que lo trató Diputados ahora lo tenemos que aprobar. Le vamos a tener que dar la razón a Suárez de que no se necesitan dos cámaras. Es lamentable, en mis últimos días como senadora no quisiera cumplir este papel pero los números mandan, el oficialismo tiene mayoría. Si en el 2014 Cornejo no hubiera sido tan egoísta y poner un interés personal por delante quizás hoy Hierro Indio sería fuente de trabajo. Por eso no es un estadista Cornejo”.

Juan Agulles (PJ, ex intendente de Malargüe): “La oposición de aquel momento, por rencores, por egoísmos, mandaron al archivo este proyecto. No pudimos llevar una buena noticia a Malargüe. Lo que dijeron en 2014 los que eran en ese entonces legisladores es una postura opuesta a lo que han expresado en las comisiones sobre los proyectos de los parques mineros controlados y de la modificación de la Ley 7722”.

Siguió el malargüino: “Nosotros hicimos un fuerte hincapié en la autonomía de los municipios, que cada municipio decidiera cómo iba a ser su desarrollo. Respetando a Alvear y al Valle de Uco, que no quieren minería. También creemos en la autodeterminación de los pueblos. El departamento que más potencial minero tiene en la provincia es Malargüe, y su realidad territorial es distinta al resto de la provincia. Somos más de Patagonia que de Cuyo, no tenemos viñedos, no tenemos bodegas.

“La 7722 es una ley discriminatoria, porque prohíbe sustancias químicas solamente para la actividad minera, pero las mismas sustancias se usan para otras actividades. Es una ley anticonstitucional, a pesar de que la Corte la haya declarado constitucional. Es una ley que hace que el Poder Legislativo se entrometa en el poder Ejecutivo. Le dice a la Legislatura de Mendoza que tiene que ratificar por ley los proyectos mineros que nosotros aprobemos”, remarcó Agulles.

“Porqué tenemos que nosotros aprobar un proyecto productivo? Imagínense aprobando un proyecto vitivinícola, que le demos la factivbilidad de hacerlo o no según el lugar, la factibilidad para que cosechen, para que poden. Todas las actividades que se le controlan a la minería a los otros no se las controla nadie, porque somos una provincia vitivinícola”, agregó.

Agulles considera que ahora “es el momento, hay mayor consenso social. Los mismos empresarios que estaban en contra de la minería ahora se dan cuenta que hay que hacerla para generar trabajo. Este proyecto de Hierro Indio es el mismo de 2014, hemos perdido cinco años de la posibilidad de generar puestos de trabajo, de sustituir importaciones. Es hora de que empecemos a tratar estos temas. No le tengo miedo a la modificación de la 7722, es una ley que nos impide desarrollarnos plenamente”.

 

Share