Soberanía alimentaria

Mujeres de Lavalle abrieron La Posta Campesina: delicias de la tierra directo al consumidor

Share

Las frutas y verduras son parte de la oferta central de La Posta Campesina. Foto: Feria Campesina UST

Delicatessen a domicilio, a precio de productor. Tal alquimia hacen posible más de 30 mujeres que están detrás de La Posta Campesina, el local que abrió este sábado en la Villa Tulumaya, de Lavalle, y al que le ponen el cuerpo y el alma desde los surcos y la cosecha, al empaquetamiento y la distribución.

Todo empezó con un delivery obligado por la pandemia: pasaron del gazebo y un pequeño tablón con el que iban a toda feria itinerante que se presentara a tomar pedidos por teléfono para repartir. “Sin pensarlo demasiado nos pusimos a hacer repartos, al principio con el bolsón de verduras, salíamos de Jocolí hacia La Pega, Colonia Segovia, Costa de Araujo.  Nos fue tan bien que empezamos a preguntarnos ¿por qué no nos animamos con un local?”, contó a EXPLÍCITO Florencia Uribe, quien desde años trabaja junto a la Unión de Trabajadores Sin Tierra (UST).

Y se animaron. Buscaron precio, ubicación, planearon cómo pagar el alquiler. Se instalaron en un local de San Martín 206 de Villa Tulumaya (frente al Vacunatorio), lo decoraron, le pusieron estanterías y arrancaron el sábado pasado con la venta al público.

Evitar los intermediarios y supermercados les permite ofrecer en venta directa al público delicias en conserva, quesos, vinos, yerba, semillas, frutos secos, cervezas artesanales, frutas y verduras y hasta artesanías que si estuvieran en una góndola, llevarían etiquetas para cobrarlas varias veces su valor.

Posta feminista

Cuatro mujeres atienden la posta en turnos rotativos, “pero somos más de 30 las que estamos detrás del proyecto entre las chicas que hacen conservas, las panaderas, las que hacen los cosméticos, las que preparan los bolsones de verduras y hasta en el delivery tenemos algunas chicas. También hay varones que ayudan”, confió Florencia.

Florencia Uribe y Angeles zabaleta, en el local de La Posta Campesina. Foto: gentileza Florencia Uribe.

La cadena de manos a la obra no se detiene en el delivery ni en el mostrador de La Posta Campesina. “Somos muchas mujeres con niños, muchas de ellas jefas de familia, hay un grupo muy fuerte en Jocolí, también en Nueva California. Nos salió bastante feminista”, confió Florencia, que vive en Alto Del Olvido.

En esta urdimbre también hay espacio para contener a las mujeres en un aspecto crucial: ofrecer un sustento laboral a aquellas que atraviesan situaciones de violencia de género. “Hay un acompañamiento a mujeres en situación de violencia, sobre todo para que tengan una salida laboral y que no dependan económicamente”, remarcó Florencia.

Las cuatro chicas que atienden el local se incorporaron recientemente. Dos de ellas reciben el Salario Social Complementario gestionado a través del Movimiento Nacional Campesino Indígena. “Eso nos permitió alivianar la carga de los costos de abrir el local. Pero además siempre estamos presentándonos a cuanta línea de crédito aparece, nos vamos rebuscando con distintas formas de financiamiento”.

Qué ofrecen en el local

En La Posta Campesina hay todo tipo de conservas clásicas elaboradas por familias campesinas de Mendoza como berenjenas al escabeche, duraznos al natural, tomate, naranjas en almíbar, corazones de alcahucil, mermeladas de todo tipo de fruto de esta tierra, miel. También quesos, semillas, ciruelas secas, nueces, pasas, vinos, jugos néctar, panificados.

Hay un rubro cosmética con ungüentos medicinales y cremas.

Los beneficios de evitar el intermediario inciden, como es esperable, en el precio final. “El supermercado no es competencia. Ofrecemos productos que si estuvieran en una góndola se tendrían que cobrar como propductos de lujo por la calidad, por la forma artesanal de elaboración”, resume Florencia.

Para consultas sobre el reparto se puede llamar al 2615 12-4480. En el local atienden de lunes a sábados de 9 a 19.

Conservas, Yerba elaborada con el método barbacuá, frutos secos, semillas, condimentos, vinos. Algunos de los productos de La Posta. Foto: gentileza Florencia Uribe

La soberanía alimentaria es el camino

La Posta Campesina es uno de los eslabones de una extensa cadena productiva de la Unión de Trabajadores Rurales Sin Tierra, una organización de base que abarca diferentes zonas rurales de la provincia de Mendoza y sur de San Juan.

La forman más de 500 familias de trabajadores rurales, campesinos, campesinas, pequeños agricultores y pueblos originarios organizados.

En Lavalle, a pocos kilómetros de Mendoza, se concentra el núcleo mas fuerte de campesinos, que desde el 2019 vienen intentando transicionar masivamente a la producción agroecológica.

“Entendemos que en la Agricultura Familiar y Campesina está la solución al problema del hambre y es el camino hacia la Soberanía Alimentaria. Y nuestros y nuestras consumidores nos lo hacen saber cada día: están felices de recibir productos de primera calidad a precios populares”, sostuvieron sobre la apertura de La Posta.

Share