Fuego amigo

Rebelión contra Macri en Vaca Muerta: Galuccio y Rocca agitan la paralización de actividades

Share

Gastón Remy, CEO de la petrolera de Galuccio en Argentina, tiene un pasado cercano ligado al macrismo.

Enojado con los resultados de las PASO, Mauricio Macri salió a romper todo. Y entre todo golpeó a las petroleras que tienen inversiones en Vaca Muerta con las medidas que sostienen el congelamiento del precios de los combustibles.

Antes, el presidente las había beneficiado a costa de los consumidores, a quienes les transfirió el peso de financiar a las energéticas. En pleno desbande de su gobierno, Macri también se enfrenta al fuego amigo.

El fin de semana, las petroleras de Miguel Galuccio (Vista Oil & Gas) y de Paolo Rocca (Tecpetrol, integrada al holding Techint) hicieron trascender que suspenderán trabajos en sus yacimientos de Vaca Muerta. Es la respuesta al plan de congelamiento del precio de los combustibles, que conlleva un costo alto para el segmento de producción de petróleo.

Para que no aumente la nafta y el gasoil, el gobierno decretó que el crudo debe tranzarse a valores del dólar y el barril del viernes anterior a las PASO. Las petroleras acusaron una pérdida del 30 por ciento con esa medida.

Macri decretó la guerra con las petroleras para congelar el precio de los combustibles

Los empresarios petroleros acostumbran a dirimir sus conflictos con amenazas de baja de equipos de perforación. Consiguen con eso justificar la alteración gremial, con la cual la amenaza se multiplica hasta el último rincón de la industria de los hidrocarburos.

El año pasado, en plena crisis por la corrida que generó el abandono de sus posiciones en el país del JP Morgan, Macri le sacó una tajada al jugoso subsidio que recibía la petrolera de Techint por la producción de gas en Fortín de Piedra. Rocca también amenazó con cortar contratos. Esa reacción provocó una situación de tensión en toda la formación no convencional porque los sindicatos amenazaron con paralizar todos los yacimientos. No pasó.

Ahora, las petroleras con negocios en Vaca Muerta encabezan la resistencia contra el plan para dejar los combustibles al mismo precios hasta después de las elecciones. Es una de las medidas con más impacto de las que integran el paquete de corte populista que salió a vender el presidente luego de la paliza que le dio el electorado en las PASO.

Vista y Tecpetrol son dos de las compañías que integran el grupo de las denominadas no integradas: producen petróleo, pero no refinan ni comercializan. Dicen en la industria que ese segmento es el más castigado por la improvisación populista de Macri.

No obstante, la mayor petrolera del país, YPF, controlada por el gobierno a partir de la tenencia del Estado de la mayoría accionaria, también anunció recortes para compensar las pérdidas que le significará el plan macrista de última hora. YPF produce, refina y comercializa combustibles, siendo dueña de casi el 60 por ciento del mercado nacional directo al público.

La compañía presidida por el macrista Miguel Gutiérrez anunció un recorte de inversiones por 360 millones de dólares en tres meses, para compensar el impacto del congelamiento. Son unos 120 millones de dólares por mes.

YPF recorta inversiones por 360 millones de dólares por el congelamiento en combustibles

La situación de las petroleras será abordada este martes por el Ejecutivo nacional y los gobernadores de las provincias hidrocarburíferas. Estos distritos también pagarán altos costos si no se modifica el decreto 566/19, en el que se funda el plan que congela los precios en los surtidores. Al congelarse el precio del barril de petróleo por debajo del que dicta el mercado, las provincias cobrarán menos regalías e Ingresos Brutos.

Ese mimos día, en la Cuenca Neuquina se reunirán los gremios para analizar la situación y decidir acciones en el futuro inmediato. Los gobernadores y los sindicalistas por lo general comparten los intereses de las petroleras.

Share