Política mundial

Trump recargó la operación para culpar a China por la generación artificial del coronavirus

Share

La administración Trump hizo agua en la pandemia.

Hay en marcha una enorme operación de Estados Unidos para culpar a China por la Covid-19. Esto, A pesar de que todas las pruebas a la mano indican lo contrario, hasta ahora. La pademia está en pleno desarrollo. La Covid-19 se metió en el sistema sanguíneo de la globalización.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo dijo este domingo que el coronavirus se originó en un laboratorio de la provincia china Wuhan. “Hay una enorme cantidad de pruebas de que es allí donde comenzó”. La acusación la acuñó en cadena ABC, mientras se negó a decir si creía que el virus había sido liberado intencionalmente.

Estados Unidos está pagando con decenas de miles de muertos y más de un millón de contagiados la incapacidad del presidente Donald Trump para liderar un plan contra la pandemia. La estrategia de la administración republicana es desviar la atención hacia la participación humana en la gestación del virus. La Organización Mundial de la Salud como la comunidad de inteligencia desmienten este supuesto.

El diario The New York Times reveló días atrás que altos funcionarios del gobierno de Trump presionaron a las agencias de inteligencia para que “salgan a cazar evidencias” que respalden la teoría sin fundamento de que el Covid-19 se originó en un laboratorio de Wuhan.

El jueves pasado, la Oficina del Director Nacional de Inteligencia indicó que el virus “no fue creado por el hombre ni modificado genéticamente”, consignó la agencia AFP.

“La comunidad de inteligencia también está de acuerdo con el amplio consenso científico de que el virus COVID-19 no fue creado por el hombre ni modificado genéticamente”, señaló la Dirección de Inteligencia en un comunicado.

“La comunidad de inteligencia continuará examinando rigurosamente la información y la inteligencia emergentes para determinar si el brote comenzó a través del contacto con animales infectados, o si fue el resultado de un accidente en un laboratorio en Wuhan”, añadió.

Trump había acusado de lo contraria a Pekín, días atras. Dijo que había visto pruebas de que el virus se originó en el laboratorio chino. “No puedo decirles eso, no tengo permitido decirles eso”, excusó de dar la fuente de esa información.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reiteró que el origen del nuevo coronavirus es natural. “En lo que respecta al origen del virus en Wuhan, hemos escuchado a numerosos científicos que lo estudiaron, y nos aseguraron que el virus es de origen natural”, afirmó Michael Ryan, director de programas de emergencia de la OMS.

La OMS había elogiado la gestión de crisis por parte del gobierno chino. Ahora, instó a las autoridades asiáticas a que la invitara a participar en las investigaciones en curso o previstas sobre los orígenes animales del virus.

Share