TVE bloquea la emisión de un documental de Juan Carlos de Borbón

Share

borbon

Por Rosario G. Gómez
Para El País

Pocos mes antes de hacer pública su abdicación (en junio de 2014), el rey Juan Carlos concedió una extensa entrevista a la productora francesa Cinétévé. La idea era elaborar un documental biográfico sobre la figura del monarca. La cinta, en la que colaboraba Televisión Española, estaba lista para ser emitida en el primer aniversario de la abdicación, pero la cadena tiene bloqueada su salida al aire. “Es un producto que no es actual. Trata de un rey que ya no es rey”, afirma un portavoz de RTVE.

Bajo el título Yo, Juan Carlos I, y dirigido por Miguel Courtois, el rodaje del documental se inició con el impulso del presidente de RTVE Leopoldo González Echenique, pero el actual equipo, al mando de José Antonio Sánchez desde octubre de 2014, puso más de una pega al proyecto.

Concluido el montaje y visionado el filme, TVE pidió a la productora que incluyeran el testimonio de algún representante del PP. La cadena consideraba que la presencia de dos socialistas, Alfonso Guerra y Alfredo Pérez Rubalcaba, debía ser compensada. “La película es histórica”, afirma Courtouis (El lobo, Operación E), “y en los momentos clave de la Transición los protagonistas fueron los socialistas. Para narrar el golpe de Estado es más lógico grabar a los políticos de aquella época que a Rajoy”. El cineasta recuerda cómo después de enviar una copia a TVE, el entonces director de Estrategia y Programación de la cadena pública, Ignacio Gómez-Acebo, se reunió con él en París para proponerle que “sería interesante que hubiera una voz del PP identificada claramente”.

Gómez-Acebo confirma que por indicación de Sánchez y del director de TVE, José Ramón Díez, trató de convencer a la productora para incorporar un testimonio del PP, con el argumento de que PP y PSOE han sido los partidos que más tiempo han gobernado bajo el reinado de don Juan Carlos. Hasta entonces, la interlocución con Cinétévé la había llevado el director de Informativos, Julio Somoano, que no había puesto ninguna objeción al trabajo realizado. En aquella reunión, Gómez- Acebo dejó abierta a la productora y al director de la película la elección de la voz del PP. “Courtois puso sobre la mesa algunas opciones que trasladé a Sánchez y a Díez”, recuerda.

En principio, la productora admitió la posibilidad de grabar a algún político destacado del PP que hubiera participado en la elaboración de la Constitución. “Pero nunca obtuvimos respuesta”, asegura Courtois, que defiende la presencia de Guerra y Rubalcaba —“explican los acontecimientos con mucha inteligencia y talento”— y subraya que en las imágenes tampoco aparece nadie de Izquierda Unida o de Podemos.

TVE no tiene planes de emisión. Al contrario. Un portavoz de la corporación asegura que el documental está “descontextualizado”. “No se puede emitir tal y como se montó. Está en la bodega y habrá que repensar el trabajo y rehacerlo porque el planteamiento es del pasado. Es una pieza que no es oportuna”. Distinta es la opinión de Gómez-Acebo, que fue destituido de su cargo el pasado marzo (Somoano lo había sido en octubre de 2014). “Por su factura, rigor y valor histórico se merece ser emitida en La 1, en prime time. Es oro puro para cualquier programador”.

El autor de la obra tampoco entiende el bloqueo. “Yo soy director de cine. No tengo el deber de la neutralidad”, alega. En la misma línea se pronuncia la productora ejecutiva de Cinétévé, Lucie Pastor: “No somos periodistas. Trabajamos para un formato de historia en el que no tiene cabida la política. Esta es una obra documental no un formato estrictamente informativo”. Pastor considera que “un rey hablando sobre su reinado era algo excepcional, un testimonio audiovisual único que si se tarda en emitir puede perder su sabor”.

La película explica la reciente historia de España en sus grandes ejes, como expone Pastor: “Se trata de un filme internacional. Es el retrato de un rey que reinó 39 años y que hay que poner en contexto”. El montaje estaba concluido para su emisión el pasado junio, coincidiendo con el primer aniversario de la abdicación de don Juan Carlos. En Francia se emitirá en horario estelar de France 3. En TVE siquiera la locución ha sido doblada al español, tarea que, por contrato, debe ser consultada al director de la cinta.

Share