El ministro Buryaile advirtió a los argentinos que se “abstengan de comer carne” si quieren que bajen los precios

Share
Tiempo estimado de lectura: 2 minutos

El radical Ricardo Buryaile, ministro de Agroindustria de Macri, pidió a los argentinos no comer carne si quieren que bajen los precios.
El radical Ricardo Buryaile, ministro de Agroindustria de Macri, pidió a los argentinos no comer carne si quieren que bajen los precios.

El ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, pidió a los consumidores “tomar conciencia” sobre el nivel de precios de la carne vacuna y dejar de consumir para lograr que baje el costo de uno los alimentos predilectos por los argentinos. El radical que conduce la política para el campo de la administración macrista, aliada con las grandes corporaciones agroindustriales representadas en la denominada Mesa de Enlace, desconectó al Estado del mercado de la carne.

El funcionario pidió que los consumidores resuelvan el asunto con abstinencia. Los precios de la carne aumentaron alevosamente desde que el macrismo aseguró la apertura de las exportaciones, con lo cual los dueños de las vacas cambiaron sus métodos de producción para adaptarse a los mercados del primer mundo y desabastecieron la mesa de los argentinos, como denominaba Perón al consumo interno de alimentos.

Buryaile descalificó al programa Carne Para Todos que acercaba productos al consumidor a precios sensiblemente más bajos que el de las carnicerías. Antes que eso, prefirió pedirle a los consumidores que “si se tienen que abstener de consumir que lo hagan, porque nosotros tampoco queremos volver a esquemas que no han dado resultado”.

Buryaile sostuvo que en los últimos días “bajó la hacienda en pie” pero “no bajó en la misma proporción en los supermercados, ahí está gran parte del sobreprecio que paga el consumidor”.

“Lo mismo sucede en carnicerías, que tienen casi 60% de las ventas, pero en este caso se hace difícil controlar y algunos representantes se hacen los distraídos ante la baja del precio y siguen atribuyendo el aumento a los proveedores”, agregó el ministro.

En cuanto las acciones de protesta de productores de tomates, que tiraron 100 toneladas en Mar del Plata, Buryaile dijo que “los precios bajaron porque hubo una altísima producción, debido al incremento en el área de siembra y la elevada cosecha por el clima”.

“Esto no se puede solucionar de la noche a la mañana”, dijo el ministro, y afirmó luego que los productores no le solicitaron una reunión “ni de modo formal ni informal”, y se mostró favorable a “hablar de soluciones más de fondo, en el esquema de
comercialización o de empaque”.

“No tenemos cámara para guardar, ése es uno de los problemas. Pero no puedo salir como los bomberos ante cada manifestación que haya”, concluyó el ministro.

Fuente: Télam

Share