Las víctimas del terrorismo, entre otras, darán nombre a las calles de Madrid con nomenclatura franquista

Share

calles

Las víctimas mortales del terrorismo español, “entre otras”, darán nombre “preferentemente” a las calles cuya nomenclatura se sustituirá por sus vínculos franquistas, en aplicación de la Ley de Memoria Histórica, como ha aprobado este miércoles el Pleno de Cibeles en una enrevesada votación por puntos.

La propuesta, presentada por Ciudadanos y enmendada ‘in voce’ tras un receso en el Pleno, recordará a las víctimas mortales del terrorismo naturales de Madrid o con vinculación con la ciudad. Ha contado con el respaldo de C’s, PSOE y Ahora Madrid y la abstención del PP, cuya portavoz, Esperanza Aguirre, ha mostrado su rechazo a la coletilla “entre otras” de la enmienda.

Por unanimidad de todos los grupos se ha aprobado la propuesta de la concejala socialista Purificación Causapié de “levantar en la Plaza de la Villa una estatua a Enrique Tierno Galván, en su condición de primer Alcalde de Madrid elegido en unas elecciones municipales democráticas tras la dictadura franquista, y en reconocimiento a su relevante labor como Alcalde de esta capital”.

También por unanimidad se ha aprobado que se dedique una calle al anarquista Melchor Rodríguez García, conocido como el ‘Ángel rojo’ y que fue el último alcalde de Madrid republicano por generar “gran consenso social y político y por su gran relevancia para la reconciliación y la concordia tras la Guerra Civil”.

La propuesta ha venido de la mano de Ciudadanos. La portavoz de C’s en el Ayuntamiento, Begoña Villacís, ha hecho suya una frase del ‘Ángel rojo’, “se puede morir por las ideas pero no matar por ellas”.

Ante representantes de asociaciones de víctimas del terrorismo y el portavoz naranja en la Asamblea, Ignacio Aguado, presentes en el Pleno de Cibeles, la portavoz de Ciudadanos, Begoña Villacís ha asegurado que en su formación no se sintieron “ni escuchados ni representados” en el Plan de Memoria Histórica aprobado en la sesión de diciembre, que estará concluido en cuatro meses, dado que ya se presentó un primer listado de treinta calles a modificar, en las que “se ha decidido sin escuchar a vecinos o historiadores”.

Fuente: Público.es

Share