El Papa encargó una investigación propia de las causas de la muerte del cura Viroche

Share

papa

Una semana después del hallazgo del cadáver del cura Juan Viroche en Tucumán, se conoció la actuación en el territorio del caso de un abogado que está al frente de un equipo paralelo al judicial que investigará las causas del deceso en cumplimiento de los deseos del papa Francisco.

Las causas de la muerte no fueron aclaradas en el expediente judicial con elementos para sustentar un dictamen concluyente para una primera instancia de las pesquisas. Al religioso lo encontraron ahorcado hace siete días en la habitación que tenía en la Parroquia en la que estuvo destinado y desde donde había denunciado a cabecillas narcos con actividades en los barrios sobre los que tenía jurisdicción su poder en el catolicismo.

Mientras el fiscal a cargo de la causa, Diego López Ávila, cree que el religioso se suicidó, los vecinos de Ingenio La Florida, localidad en la que vivía Viroche, aseguran que fue asesinado como consecuencia de sus denuncias contra el narcotráfico.

Frente a las dudas sobre su muerte, el Vaticano envió a un representante para que siga de cerca la investigación y el desarrollo de la causa judicial. El miércoles arribó a Tucumán el abogado del nuncio apostólico, Mario Badry, con el fin de interiorizarse sobre la situación. Mantuvo reuniones con el gobernador, Juan Manzur, con el ministro de Gobierno, Justicia y Seguridad, Regino Amado, y con el fiscal Diego López Ávila, quien lleva adelante la investigación del caso.

“Vengo para informarle al Vaticano todo lo que está pasando. El Papa Francisco tiene conocimiento de la información que nosotros le mandamos”, explicó el letrado a los medios locales.

Francisco sigue de cerca los acontecimientos que siguieron a la muerte de Viroche y quiere conocer qué fue lo que sucedió con el sacerdote tucumano. “La preocupación del Papa es porque hay un sacerdote que murió en un templo. En los anales de la Iglesia no ocurre que un sacerdote se suicide en un templo”, indicó.

La principal inquietud del Papa es la de determinar cuál fue el motivo de la muerte. “Era un sacerdote que denunciaba las drogas y las mafias políticas, es lógico que (Francisco) esté preocupado. Es un pastor de su Iglesia”, sostuvo.

El abogado se refirió a las diferentes hipótesis que manejan los investigadores actualmente. “Es un sacerdote que se suicidó, lo suicidaron o fue un homicidio, entonces hay que buscar la justicia. La justicia puede ser cualquiera de estas tres realidades”, aseguró.

Badry manifestó el motivo de las dudas que tiene el Vaticano sobre la muerte de Juan Viroche. Según las primeras averiguaciones que hicieron, el sacerdote ya tenía el traslado de parroquia aprobado y la semana posterior a su muerte tenía una agenda de actividades programadas. Esa organización a futuro es la que les despierta sospechas sobre el aparente suicidio.

Por último, dejó a la luz cuál es la hipótesis de la que está más cerca el Vaticano. “Tenemos casos similares en México sobre sacerdotes asesinados con lo cual no es una preocupación menor que cada vez que un sacerdote denuncia narcotráfico termina muerto”, explicó.

Fuente: Infobae

Share