Juan Giménez en Mendoza: “Hay que dibujar todos los días, a cualquier hora, aunque sea en una pared”

Share

Share

juangimenez

 

We don’t need no education
We don’t need no thought control
No dark sarcasm in the classroom
Teachers leave them kids alone
Hey! Teacher! Leave them kids alone!

Juan Giménez se llevó siempre dibujo a marzo. El gran dibujante, ahora reconocido en el mundo entero, premiado, alabado, fue rechazado en su arte en la escuela. Lo contó el mismo en Mendoza, al abrirse su retrospectiva en el Le Parc: “Dibujo me la llevé a marzo, fui a escuelas técnicas, soy técnico fresador, tornero”.

Pero Giménez no desistió pese a los maestros y profesores que lo bochaban. “Todo me sirvió para progresar en la ilustración, y esta ha sido mi lucha en estos 50 años y de muchas horas”, apuntó.

Después, en medio de las loas de funcionarios oficiales que le colocaron un laurel más en su corona al nombrarlo Embajador Cultural de Mendoza, Giménez arengó: “Hay que dibujar todos los días, a cualquier hora, y si es necesario en cualquier pared”. Y agregó: “Nunca pensé que me iban a dar un reconocimiento así. A la historieta la descubrí por el cine, traía el cine a mi casa, me hacía mis propias películas, hacia storyboard, pero no lo sabía”.

El creador de historietas expresó también“No sé cómo decir que esto no me costó, siempre me gustó y siempre estuve ligado al dibujo”.

La muestra de Giménez -de cuya vida la Wikipedia sintetiza que “es un dibujante de historietas” que “ha recibido numerosos premios en España y Francia, para cuyos mercados suele trabajar. Su temática gira en torno a la fantasía y la ciencia ficción”- puede verse en el piso superior del Le Parc como parte del MIME, la feria de dibujantes mendocinos que culmina este domingo.

 

Share