Tras los despidos y el desguace

Los nuevos dueños de Los Andes cierran la edición impresa a fines de junio

Share
Tiempo estimado de lectura: 2 minutos

A fines de junio desaparecerá la edición papel de diario Los Andes, según les comunicaron los nuevos dueños al puñado de periodistas que quedó tras el guadañazo a la redacción que ejecutó el grupo de empresarios cercanos al cornejismo que le compraron a Clarín "el centenario. 

A fines de abril, Clarín intentó despejar dudas sobre la continuidad de la edición papel, y en un comunicado oficial aseguró que se seguiría imprimiendo, algo que no ocurrirá según comunicaron los nuevos dueños a sus nuevos empleados.

Decía Clarín:

"Diario Los Andes de Mendoza ha concretado una reestructuración de sus operaciones para fortalecer la sustentabilidad y el futuro de su legado periodístico. Desde mañana, los ejemplares comenzarán a imprimirse en una planta externa, siguiendo la tendencia de la prensa global de establecer sinergias de impresión. Esto no afectará la circulación del diario, sino que, por el contrario, servirá para sostener la calidad y la continuidad del producto impreso. Esta decisión implica el cierre de la planta local".

Héctor Magnetto, CEO del Clarín

Los compradores del diario se reunieron en uno de los restaurantes de Joaquín Barbera, uno de los empresarios que se quedaron con Los Andes. Mauricio Badaloni, empresario muy cercano a Alfredo Cornejo, completa la dupla con el mayor paquete accionario. El resto del porcentaje accionario, que ronda el 40%, se repartirá entre Sebastián Halpern, dueño de una empresa de riego, Fernando Da Fre (empresario de la construcción), la Familia Bernardi (dueños de Friolatina) y los dueños de la maderera Giuffre.

La conducción periodística quedará en manos de Raúl Pedone, Gastón Bustelo y Leo Rearte, mientras que la gerencia seguiría en manos de Camilo de Lillo.

Los Andes fue fundado por Adolfo Calle en 1882. Fue el primer periódico del país en publicarse en Internet como diario digital. Sin embargo tardó seis años más que sus competidores de diario Uno, de Daniel Vila y José Luis Manzano, en dejar el papel. En el proceso, ambos grupos empresarios dejaron un tendal de despidos y ejecutaron planes de retiro "voluntarios".

Share