Envenenados con agrotóxicos

Masiva muerte de cóndores en la Patagonia: hubo 13 en el norte neuquino y 10 en Santa Cruz

Share

Foto: Fundación Bioandina

Trece cóndores fueron hallados muertos este lunes en Chos Malal, Neuquén, mientras que otros diez perecieron en una zona cercana a la Cueva de las Manos, Perito Moreno, Santa Cruz. El cóndor es una especie considerada amenazada y en el último año decenas de estos ejemplares murieron por consumo de agrotóxicos.

El cóndor se alimenta de carroña, con lo cual estos decesos se producen cuando el ave se acerca a algún animal que los crianceros envenenan con el propósito de que pumas y otros predadores no se coman al resto de sus rebaños. Por lo general los felinos no comen su presa de una sola vez, con lo cual deja a los animales en el campo para regresar luego. El criancero envenena esos cuerpos y es allí donde el cóndor se intoxica, explicaron guardaparques de Mendoza a EXPLÍCITO.

El presidente de la Fundación Bioandina, Luis Jacome, confirmó que fueron 13 los cóndores que murieron entre el paraje Pichi Neuquén y Manzano Amargo, en el norte de la provincia. Señaló que los estudios de laboratorio confirmaron el envenenamiento por agrotóxicos y advirtió que estos productos son utilizados por crianceros “indiscriminadamente” para matar animales silvestres para proteger el ganado.

La escena se repite casi calcada a lo ocurrido en Malargüe, Mendoza, en enero de este año.

Según indicó Jacome al diario El Patagónico, desde principios del 2017 “tenemos un fenómeno que no se había dado nunca, ya contabilizamos la muerte de al menos 76 cóndores en todo el país, lo que equivale al 1,4% de la población. Es un daño irreparable”.

En este caso tomó intervención la Unidad Fiscal de Investigaciones en Materia Ambiental Federal (Ufima), y la secretaría de Ambiente de la Nación y las secretarias de Ambiente de las provincias correspondientes.

“Gracias a información suministrada por pobladores locales, se coordinó un rápido procedimiento con la Policía Rural, Guardafaunas de la zona norte de Neuquén y la Dirección General de Coordinación Operativa, quienes pudieron encontrar los cadáveres, realizar necropsias, tomar muestras para estudios toxicológicos y sanear la zona para que no haya que lamentar nuevas víctimas. En la escena se encontraron además cadáveres de aves rapaces, animales domésticos (gatos y perros) y vacas muertas, usadas como cebo. Los estudios toxicológicos, realizados por Fundación Bioandina Argentina, determinaron la causa de muerte por ingesta de un poderoso agrotóxico organofosforado, cuyo uso está prohibido en el país”, indicó la Fundación.

Share