Pérez, una de las promesas de la cantera kirchnerista en 2011, se va desterrado de la política al terminar su gestión

Share

perez1

Cuando asumió, en diciembre de 2011, el gobernador Francisco Pérez fue considerado por la prensa nacional entre los políticos del oficialismo con mayor proyección junto al salteño Juan Manuel Urtubey. Cuatro años después, su gestión lo condenó al destierro del candelero mendocino.

Pérez dijo este miércoles que volverá a trabajar como abogado en su estudio cuando le entregue el mando de la Provincia a Alfredo Cornejo, en tres semanas. El gobernador fue tajante sobre su futuro inmediato un día después de ser corrido del último acto de campaña presidencial de Daniel Scioli en Mendoza por considerar que le restaría votos al postulante del oficialismo.

“Gane quien gane el balotaje, regresaré a mi estudio a ejercer mi profesión”, dijo el mandatario este miércoles, citado por Mdz, al participar de un acto de entrega de móviles a la Policía.

“Llegó el momento de disfrutar de mi familia, de una nueva etapa en mi vida. Creo que puedo seguir aportando desde otros lugares, por ejemplo, desde una ONG”, agregó el gobernador que también ostenta la chapa de presidente del Partido Justicialista de Mendoza, que se supone entregará antes de fin año, aunque a eso no se refirió.

Pérez tampoco dijo qué hará con el cargo que tiene reservado como abogado de la Dirección de Ganadería, del que se fue cuando Celso Jaque lo nombró ministro de Infraestructura, el paso previo a la candidatura y la posterior Gobernación.

Desde que llegó a la Gobernación, en 2011, fundamentalmente por el arrastre de la presidenta Cristina Fernández, Pérez no volvió a ganar nunca más unas elecciones en la Provincia. Con el aparato de propaganda del Estado más caro de la historia y 12 comunas, además de la Casa Rosada, en manos aliadas, Pérez actuó de un modo que terminó desterrado de la arena política.

El gobernador pretendía ser candidato a diputado nacional, pero fue relegado por la Casa Rosada y la interna del pernismo local, que lo ungió presidente hace menos de un año, a ir por el Parlasur. Perdió contra el radical Gabriel Fidel y se quedó afuera. Hasta entonces, sus laderos agitaban la proyección nacional de Pérez de la mano de Scioli. Desde entonces, las operaciones se acallaron. Este miércoles, Pérez confirmó su propio destierro de la política.

Share