Sigue la fuga de los autores del triple crimen de la efedrina, a pesar del cerco anunciado el jueves por Ritondo

Share

lanatta
Cristian y Martín Lanatta

Cuando pasaron 24 horas desde que el ministro de Seguridad de Buenos Aires, Cristian Ritondo, anunció por los medios porteños que los prófugos más buscados del país estaban cercados en una zona urbana cercana a Ranchos, localidad en la que el jueves en la madrugada fueron baleados dos policías que trabajaban en un control vial, la fuga aún no fue resuelta.

El hecho contra los policías camineros fue adjudicado a Christian (44) y Martí­n Lanatta (42) y Ví­ctor Schillaci (35), los tres condenados a perpetua por el denominado triple crimen de General Rodríguez que se escaparon de la cárcel en el amanecer de la gestión macrista, a cargo de María Eugenia Vidal, en la Provincia de Buenos Aires.

Desde entonces, las pesquisas se centraron en la zona del ataque a los policías. Lo mismo hicieron los móviles de los medios, que transmitieron las andanzas de los prófugos, entre los que está un personaje clave de la campaña electoral  que desembocó en los triunfos del Pro en Buenos Aires y el país. Una semana antes de las PASO, el canal 13 del Grupo Clarín (que fue el pilar fundamental de la comunicación de la campaña macrista) puso en el aire en el programa de Jorge Lanata, el de más rating del rubro político en la televisión argentina, la edición de unas entrevistas a Martín Lanatta en la cárcel, en las que el homicida acusaba a Aníbal Fernández, candidato kirchnerista a la Gobernación, de ser el autor intelectual del triple crimen por él ejecutado en el marco de una guerra interna de un cartel de drogas de diseño.

El caso que monopolizó la actualidad de los canales de noticias del paso del  2015 al 2016 dejó en evidencia que más allá de quien gobierne, en fuerzas como las penitenciarias o las policiales hay cadenas de mando de facto que negocian de forma brutal con la política el reparto del poder.

La suegra de un prófugo denunció que volvió, le robó y se fue en su camioneta

La ex suegra de Cristian Lanatta denunció que éste pasó por su casa en plena fuga y le robó. Según la denuncia, habría ido el mismo día de la fuga a la casa de su ex suegra, en la localidad bonaerense de Berazategui, para exigirle que le diera dinero y ayer, después de que los tres hombres atacaran a dos policías en Ranchos, fue nuevamente para amenzarla con un arma de fuego y llevarse su camioneta. Así lo afirma Némesis da Silva, abogada de la ex mujer de Lanatta, Ana Laura Mollier, quien además señaló que la denuncia fue elevada a la Justicia de Quilmes.

En diálogo con el canal C5N, Silva contó que Lanatta fue a la casa de su ex suegra el pasado domingo a las 6 de la mañana, tres horas después de escaparse junto a su hermano, Martín, y Víctor Schillaci, para pedirle dinero. La letrada afirmó que la mujer, en estado de shock, le entregó una cantidad de dinero -que desconoce- y el acusado dejó el domicilio. Luego hizo la denuncia ante la Justicia.

La abogada afirma que ayer alrededor de las 17 Lanatta fue a la casa de la mujer por segunda vez en cinco días y esta vez la amenazó con un arma de fuego “pidiéndole las llaves de la camioneta”. Así es como la ex suegra le entregó las llaves y él se fue con una camioneta Renault Kangoo color gris oscuro.

Una camioneta quemada bajo la lupa

La Policía bonaerense investiga si una camioneta que fue incendiada en la localidad de Bosques, en el partido bonaerense de Florencio Varela, fue utilizada por los prófugos del triple crimen de General Rodríguez tras escapar del penal de General Alvear el domingo.

Fuentes de la investigación informaron a Télam que se trata de una camioneta Ford Ranger aparentemente de color champagne que ayer alrededor de las 18 comenzó a prenderse fuego en la intersección de las calles Ramallo y Alvar Nuñez Cabeza de Vaca.

Algunos vecinos del barrio, ubicado en el sur del conurbano, grabaron el momento del siniestro, en el que se ve al vehículo en llamas y enviaron las imágenes al canal C5N, que las difundió.

Los mismos vecinos dijeron que antes del incendio había descendido del rodado una mujer que luego se subió a una camioneta blanca y escapó del lugar, dato que también está siendo chequeado por los investigadores.

Un vocero del caso explicó que, en principio, la patente de la camioneta no coincide con la que usaron los prófugos cuando ayer balearon a dos policías en un control vechicular en la localidad bonaerense de Ranchos.

No obstante, efectivos de la DDI Quilmes se llevaron la camioneta para realizarle los peritajes necesarios y establecer si tiene alguna conexión con los prófugos.

Share