Divididos frenó un recital por una niña que sus padres encerraron en un 147 mientras rockeaban

Share

Share

 

El líder de Divididos Ricardo Mollo frenó un recital de la agrupación cuando le arrimaron al escenario a una niña que fue encerrada en un 147 por sus padres, mientras veían el show del power trío en la ciudad bonaerense de Lincoln. La banda acalló por completo la música en el escenario, antes de que Mollo comenzara a caminar por el escenario con una niña que lo abrazaba con fuerza, con claros síntomas de estar asustada.

El artista pedía frente al micrófono que el padre de la menor se acercara al escenario a buscarla, pero pasó un largo rato hasta que el “animal”, como lo calificó Mollo con tono y gestos elocuentes de la dificultades que tenía para entender la situación.

En el medio de esa situación, un fanático que presenciaba el show se trepó a una columna y debió bajar, tras un reto de Mollo, mientras la concurrencia le entonaba un descalificador “Boludo, boludo…”.

Al final, el “boludo” se bajó de la columna y el “animal” fue en búsqueda de su hija.

Y ¡Lincoln volvió a latir!

 

Share