El Barcelona de Martino y el Atlético de Madrid de Simeone definen la Liga española en un todo o nada de 90 minutos

Share

Share

simeone-martino

 

Barcelona y Atlético de Madrid, conducidos por los entrenadores argentinos Gerardo Martino y Diego Simeone, respectivamente, jugarán este sábado por el título de la Liga española en el Camp Nou en la última fecha, algo inédito en más de seis décadas.

El encuentro se jugará desde las 13 -hora de la Argentina- en el estadio Camp Nou, del Barcelona, y el Atlético de Madrid, que fue campeón por última vez de la Liga en 1996, llega con 89 puntos, 3 más que los catalanes, es decir que dará la vuelta olímpica con un triunfo o un empate.

Para el conjunto azulgrana, que tendrá a Lionel Messi y a Javier Mascherano -figuras del seleccionado argentino- como titulares, el partido supondrá un antes y un después, ya que se da por hecho el relevo del “Tata” Martino así como la renovación de parte del plantel.

En el caso del crack rosarino, en las últimas horas llegó a un acuerdo con el club catalán para mejorar su contrato, pero para Mascherano puede ser su último partido en el club, ya que podría continuar su carrera en el fútbol inglés.

El partido tendrá una alta carga emotiva para el equipo dirigido por Diego Simeone, que se encuentra a un paso de conseguir el doblete de liga y Liga de Campeones, título que se disputará el 24 de mayo ante el Real Madrid, en Lisboa.

“Los jugadores trabajaron bien todo el año y espero que puedan demostrar en el campo que están preparados, porque lo que cuenta son los hechos” aseguró Simeone, quien confía en su equipo, que ha sido capaz de neutralizar al `Barsa` de Martino en las cinco ocasiones que se enfrentaron esta temporada, con cuatro empates y un triunfo para el Atlético.

En ese sentido, el “Cholo”, considerado un gran motivador, señaló que sus jugadores “no necesitan una preparación psicológica especial” porque el partido “por sí mismo tiene una motivación importante para los jugadores”.

Para el conjunto “colchonero” el título de liga será el premio a una campaña regular, con algunos tropiezos sobre el final, para un equipo mediano que se hizo enorme gracias a su esfuerzo y sacrificio constante y hambre de gloria. Simeone podría tener el honor de levantar la primera liga española para los rojiblancos desde 1996.

En el caso de los azulgranas, saben que de alguna manera están teniendo una oportunidad de oro para cerrar de forma satisfactoria una temporada irregular, que puso de manifiesto que el nivel excepcional alcanzado en la era de Josep Guardiola no es eterno y requiere no solo de jugadores excepcionales sino en un estado excepcional.

Tras la liga de los 100 puntos, conseguida la pasada temporada por el fallecido Francesc Vilanova, Barcelona habrá extendido el ciclo triunfal, lo que le permitirá iniciar su nueva etapa con más tranquilidad.

Martino sabe lo que está en juego y que sus futbolistas tienen suficiente calidad como para imponer su fútbol, sólo necesitan hacer un último esfuerzo, tras haber revivido en el campeonato gracias a los tropiezos de sus rivales directos por el título.

“Todo lo emocional supera los argumentos futbolísticos. La cabeza tiene que ser fuerte y las ideas tienen que estar claras”, dijo Martino.

Serán 90 minutos a todo o nada, ya que no hay margen para especular. Los rojiblancos serán campeones si ganan o empatan, mientras que a los azulgranas sólo les vale un triunfo para alcanzar al líder. En caso de igualdad, se tiene en cuenta los resultados en la temporada y el equipo de Martino se beneficia del empate sin goles en el Vicente Calderón.

Simeone confirmó que podrá contar con Diego Costa como titular luego de que el delantero estrella de su equipo logró recuperarse a tiempo de una reciente lesión muscular. No parece que vaya a haber sorpresas en su formación inicial.

Del lado azulgrana, Martino dejó claro que no inventará nada nuevo y que jugará con su once habitual, apostando por los “bajitos” del equipo, lo que implica el ingreso de Xavi, Iniesta, y Cesc en el medio, con Busquets por detrás, y Messi y Alexis o Pedro en la delantera.

El DT argentino recuperó para el partido a Piqué, quien podría acompañar a Mascherano en la defensa central; a Jordi Alba, para el lateral y a Neymar para la delantera.

Aunque los jugadores recibieron hoy el alta médica, Martino explicó que no significa que no vayan a jugar, ya que se trata solo de un partido.

Son 90 minutos los que separan al Barcelona y al Atlético de Madrid del título, algo que no ocurría en la última fecha desde el año 1951, cuando el Atlético se erigió campeón venciendo al Sevilla, que cinco años antes, en 1946, se impuso de igual forma al Barcelona.

Fuente: Télam

 

Share