Saudade o Fürer

El ministro de Cultura de Bolsonaro copió un discurso de Goebbels y lo musicalizó con Wagner

Share

El ministro de Cultura de Brasil, Roberto Alvim, copió un discurso del jefe de la propaganda nazi, Joseph Goebbels, para promocionar un premio, lo que ha derivado en una ola de críticas que el aludido ha querido esquivar aludiendo a una mera “coincidencia retórica”.

El vídeo fue publicado este jueves y en él Alvim habla del Premio Nacional de las Artes y afirma que “el arte brasileño de la próxima década será heroico”.

En el video, Alvim defiende que el arte brasileño tenga ideales nacionalistas y dice: “El arte brasileño de la próxima década será heroico y será nacional, estará dotado de una gran capacidad de participación emocional e igualmente estará profundamente comprometido con las aspiraciones urgentes de nuestro pueblo, o no será nada”.

Muchos en la opinión pública brasileña rápidamente notaron que la frase se parecía a una cita presentada en la biografía del ministro nazi escrita por Peter Longerich: “El arte alemán de las próximas décadas será heroico, será tremendamente romántico, será objetivamente objetivo, será nacionalista con Gran pathos, será a la vez comprometido y unificador, o no será nada”.

Alvim respondió rápidamente, calificando los informes de que había citado a Goebbels como una “falacia” de la izquierda, diciendo que “nunca lo haría [citar a Goebbels]”, mientras que al mismo tiempo reconoció que en su discurso había “una coincidencia con un frase de un discurso de Goebbels”.

“Fue una coincidencia retórica”, escribió Alvim. “Pero la frase en sí es perfecta: el heroísmo y las aspiraciones de la gente es lo que queremos ver en el arte nacional”.

Según el Ministerio de Cultura de Brasil, el Premio Nacional de las Artes tiene como objetivo “apoyar proyectos en siete categorías en todas las regiones de Brasil”.

“La idea es avanzar en la construcción de una nueva y vigorosa civilización brasileña, con artistas capaces de comprender los movimientos que brotan del corazón de Brasil”.

Además, de la referencia a Goebbels, la música de fondo que se reproduce durante el anuncio de Alvim es Lohengrin, de Richard Wagner, que desempeñó un papel decisivo en la vida de Hitler.

“A la edad de doce años, vi la primera ópera de mi vida, Lohengrin de Wagner”, escribió Hitler en el primer volumen de Mein Kampf y agregó que le había ayudado a confirmar su “profunda aversión arraigada” por la carrera que su padre había elegido para él. “Quería convertirme en pintor, y ningún poder en la tierra podría hacerme un militar”.

Share