El nieto de Martínez de Hoz declaró contra Osvaldo Bayer y Felipe Pigna por un documental sobre el negocio de la matanza de indios

Share

Share
bayer
El investigador y escritor Osvaldo Bayer es el autor del guión de Awka Liwen. Foto: Infojus

Por Gustavo Ahumada
Para Infojus

“Roca planificó extinguir a los aborígenes”, dice el historiador y periodista Osvaldo Bayer en el documental Awka Liwen (2010), y cuenta que para ello se aprobó la denominada ley Avellaneda. Un bono financiaría la campaña. Fue suscripto por los integrantes de la Sociedad Rural Argentina (SRA) y, entre ellos estaba José Martínez de Hoz, bisabuelo del ministro de Economía de Jorge Rafael Videla, que compró dos millones quinientas mil hectáreas a precio vil.

Este dato, que apareció por primera vez en el documental codirigido por los cineastas Mariano Aiello y Kristina Hille, fue la punta de lanza para que los nietos del ex Ministro de Economía de la dictadura cívico militar, José y Alejandro, en marzo de 2011 demandaran a Bayer y a Aiello. La demanda recayó también sobre el historiador Felipe Pigna, quien colaboró con el proyecto y fue entrevistado en él. La única que no fue demandada fue Hille, de origen alemán.

Los nietos de Martínez de Hoz se sintieron “personalmente agraviados” por el documental porque, según ellos,  “daña el honor familiar de los Martínez de Hoz”. El martes pasado Alejandro Martínez de Hoz debió compadecer en la sede de los tribunales sobre Av. de Los Inmigrantes al 1950, en el viejo edificio de Ferrocarriles del Estado. Debía hacer lo mismo que hizo su hermano José a fines de agosto del año pasado cuando se presentó, encontrarse en el juzgado con los denunciados.

El despacho del juzgado civil 107 fue el lugar de lo que se conoce como una “audiencia de absolución de posiciones” que fue pedida por los demandados. Ese juzgado está manos de Diego Ibarra, pero como está de licencia quien realizó la audiencia fue el juez subrogante, Eugenio Labeau. Alejandro Martinez de Hoz llegó al juzgado a las 9 de la mañana acompañado por su abogado, Pablo Weishaus.

“No se afecta la libertad de expresión”

Lo primero que dijo fue directamente contra el historiador Felipe Pigna sobre quien detalló que “no es un mero entrevistado, sino protagonista principal y esencial para Awka Liwen porque en su rol de reconocido historiador le da una pátina de credibilidad a la película”. Cuestionó también uno de los principales argumentos del documental y le endilgó a Pigna ser “el inspirador de la construcción manifiestamente y objetivamente falsa de que un familiar directo mío adquirió 2.500.000, hectáreas en la Patagonia, a través de la suscripción de un bono público de la ley Avellaneda”.

Esta demanda es vista por los demandados como un intento de afectar la libertad de expresión. Martínez de Hoz fue consultado por esto pero contestó que “no se afecta la libertad de expresión” porque “Felipe Pigna, Osvaldo Bayer y/o Mariano Aiello pueden pensar lo que quieran de la campaña del desierto, Roca, Sarmiento, incluso los Martínez d Hoz. Lo que no pueden hacer es agraviarme, a mi hermano, a mi familia, a partir de la construcción de un hecho que se probó en el expediente que es objetiva y manifiestamente falso”.

No fue solo Pigna el centro de sus dichos, sino también Bayer: “Osvaldo Bayer ha sugerido en amplios medios de comunicación que mi hermano y Yo, nos tenemos que cambiar el apellido y todo esto me duele, me ofende a mí, a mi hermano y toda mi familia”, dijo ante el juez y los abogados de las partes.

“Tomando este hecho falso como punto de partida nos imputan un arco de tensión a lo largo de toda la historia Argentina llegando al día de hoy a través del cual mi familia estaría enfrentada con el resto de la sociedad argentina, de tal manera que atribuyen un hecho falso de corrupción en el pasado y lo proyectan al presente considerándome un corrupto”, se lamentó el nieto del ministro de economía de la dictadura.

La familia unida

“¿La decisión de iniciar este juicio fue adoptada en una reunión e familia?”, preguntó el juez.  “No es cierto”, contestó, “mi hermano y yo iniciamos esta demanda por derecho propio y hemos preparado la demanda juntos”, explicó contando su versión sobre cómo consiguió la prueba principal del juicio, una copia del DVD del documental.

Según su testimonio, lo compró por MercadoLibre.com y fue a buscar el DVD a la casa del propio Aiello, que lo habría invitado a su estudio de grabación: “Cuando llegué al estudio que también es o era su casa lo llamé por teléfono para que baje y me dijo que estaba volviendo del supermercado a dos cuadras de su casa y que lo espere”.

“Cuando llegó cargado de bolsas me pidió que lo ayude con las bolsas y que lo acompañe al interior del inmueble”, contó el nieto de Martinez de Hoz aclarando que “Mariano Aiello no se debe acordar pero estaba encantado de venderme su película e incluso le pedí factura y no me la dio”. La causa aún no tiene un fallo de primera instancia a cuatro años de iniciarse el juicio.

“Martínez de Hoz” es el título de otro documental, actualmente culminando el proceso de edición. Aiello, junto con Osvaldo Bayer, contraponen el relato de la familia Martínez de Hoz con los hechos históricos. “Se desarrolla la historia económica del país a través de los Martínez de Hoz”, explicó Aiello a este medio sobre el proyecto. “Roca planificó extinguir a los aborígenes”, dice el historiador y periodista Osvaldo Bayer en el documental Awka Liwen (2010), y cuenta que para ello se aprobó la denominada ley Avellaneda. Un bono financiaría la campaña. Fue suscripto por los integrantes de la Sociedad Rural Argentina (SRA) y, entre ellos estaba José Martínez de Hoz, bisabuelo del ministro de Economía de Jorge Rafael Videla, que compró dos millones quinientas mil hectáreas a precio vil.Este dato, que apareció por primera vez en el documental codirigido por los cineastas Mariano Aiello y Kristina Hille, fue la punta de lanza para que los nietos del ex Ministro de Economía de la dictadura cívico militar, José y Alejandro, en marzo de 2011 demandaran a Bayer y a Aiello. La demanda recayó también sobre el historiador Felipe Pigna, quien colaboró con el proyecto y fue entrevistado en él. La única que no fue demandada fue Hille, de origen alemán.

El despacho del juzgado civil 107 fue el lugar de lo que se conoce como una “audiencia de absolución de posiciones” que fue pedida por los demandados. Ese juzgado está manos de Diego Ibarra, pero como está de licencia quien realizó la audiencia fue el juez subrogante, Eugenio Labeau.  Alejandro Martinez de Hoz llegó al juzgado a las 9 de la mañana acompañado por su abogado, Pablo Weishaus.

Share