“El proyecto se va a llevar adelante, con o sin Vale”, apuró el gobernador a la minera brasileña de Potasio Río Colorado

Share

Francisco Pérez aseguró que hay capitales asiáticos interesados en invertir en la extracción de potasio en el Sur de Mendoza. Lo hizo luego de que fracasara su intento por conseguir un compromiso de la presidenta Rousseff que garantizara la reactivación de la mina.

Vale suspendió los trabajos en la mina de Malargüe el 21 de diciembre. Foto: Perfil
Vale suspendió los trabajos en la mina de Malargüe el 21 de diciembre. Foto: Perfil

“El proyecto se va a llevar adelante, con o sin Vale”, aseguró el gobernador Francisco Pérez sobre Potasio Río Colorado, tras un fallido intento en la cumbre de presidentes la Celac, en Chile, para destrabar la suspensión de operaciones por tiempo indefinido de la empresa brasileña Vale al Sur de la ciudad de Malargüe.

En declaraciones a LV10,  el mandatario señaló que “es un emprendimiento muy importante y existen muchos interesados. La Presidenta se lo hizo saber a su par de Brasil”.

Cristina Fernández y Dilma Rousseff tuvieron un encuentro el sábado en el hotel Ritz de la capital chilena, en el marco de las reuniones bilaterales pautadas por los presidentes que participaron de la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños. Pero en las conclusiones no se mencionó la situación de la minera Vale.

Pérez participó durante una parte de la reunión entre las mandatarias pero las definiciones quedaron para el día siguiente, cuando la presidenta brasileña abandonó Santiago de urgencia por el trágico incendio que causó 233 muertos en una discoteca de su país. El gobernador de Mendoza fue incluido en la delegación que encabezó Cristina Fernández para que fuera parte de las conversaciones con Brasil por la situación del proyecto minero de Malargüe, que es de interés para el gobierno nacional porque supone una inversión global que ronda los 6.000 millones de dólares.

“El potasio es un producto muy valioso como fertilizante comestible para los campos de cultivo, que cotiza bien en bolsa y que Brasil lo necesita cada vez más”, describió Pérez. Tras la puesta en valor del mineral que guarda el subsuelo del Sur mendocino, el gobernador fue claro respecto a la decisión política nacional y provincial de explotar ese recurso, más allá de la suerte de la subsidiaria argentina del gigante minero brasileño Vale do Río Doce.

El gobernador adelantó que ya existen alternativas para el caso de que se agrave el conflicto entre el gobierno de Cristina Fernández y el de Paco Pérez con la minera Vale por la decisión de paralizar las operaciones del proyecto Potasio Río Colorado mientras revé su plan de inversiones para 2013, que involucraba 600 millones de dólares para el desarrollo del negocio del potasio.

Dijo que en su última gira por Asia, la Presidenta recibió ofrecimientos de China y de Abu Dhabi para invertir en la minería local. Dos días después de la reunión con Rousseff, el discurso de Pérez para los mendocinos apuntó a despegar la suerte de la minera brasileña de la del proyecto Potasio Río Colorado.

Después de todo, cuando el Estado mendocino concesionó el área de la cuenca del Río Colorado para la exploración minera lo hizo a favor de la minera británica Río Tinto. Pero esta empresa cayó en una situación financiera letal durante la crisis de 2008 y para paliarla puso en venta algunas posiciones que tenía por el mundo, entre las que entró Potasio Río Colorado.

Ahí apareció la compañía Vale do Río Doce para quedarse con la mina de Malargüe por 850 millones de dólares, en una operación que se dio a conocer en enero de 2009.  A fines del año pasado, la compañía brasileña entró en una crisis debido a la caída del precio del hierro, rubro en el que es líder mundial, que, sumada a algunas desaveniencias con el gobierno kirchnerista, provocó el parate de todas las operaciones desde el 21 de diciembre.

 

 

Share