Estudiantes le puso nafta al incendio de Boca: le ganó 3 a 1 en el estadio Ciudad de La Plata

Share

Share
El equipo y el cuerpo técnico de Boca se van del Único de La Plata tras protagonizar la tercera derrota en cuatro fechas.
El equipo y el cuerpo técnico de Boca se van del Único de La Plata tras protagonizar la tercera derrota en cuatro fechas.

 

Boca perdió 3 a 1 con Estudiantes en La Plata por la cuarta fecha del Torneo de Transición. Fue la tercera derrota desde el inicio del campeonato en el que ganó el partido restante. Al final del partido, el entrenador Carlos Bianchi aseguró que no va a renunciar y que estaba pensando en el próximo partido, el domingo contra Vélez.

Los goles del conjunto de Mauricio Pellegrino fueron anotados en el primer tiempo por Joaquín Correa a los cinco minutos y el uruguayo Diego Vera a los 21 y 39. Jonathan Calleri descontó a los 45 minutos del segundo período para los auriazules.

La conquista prematura del juvenil Correa, con próximo destino europeo, confundió rápidamente cualquier proyecto de partido que hubiese planteado el conjunto “xeneize”.

El Pincha transformó en gol casi todo lo que produjo cerca del área mal defendida por una línea de cuatro modificada en un 50 por ciento respecto de la anterior derrota por 3 a 0 frente a Atlético de Rafaela en la Bombonera.

Leandro Marín relevó a Hernán Grana, quien ni siquiera integró el banco de suplentes, mientras que Mariano Echeverría concretó su debut en lugar de Lisandro Magallán, pero a los 36 minutos de la etapa inicial debió dejarle su lugar al ex Gimnasia La Plata y Rosario Central, tras recibir un golpe en la cabeza que le provocó un profundo corte en la región frontal.

Pero cuando esto se produjo ya los boquenses perdían por 2 a 0, porque un cuarto de hora después de que Correa abriera el marcador, Vera exhibió la primera “joyita” de la noche tras un grosero error del capitán boquense, Daniel Cata Díaz, quien dejó picar la pelota, ésta lo superó y le permitió al ex Atlético de Rafaela resolver luego de hacerle un “sombrerito” al arquero Agustín Orión.

Pero inteligentemente el conjunto local no se conformó, impulsado además por la permeabilidad defensiva que mostraba la última línea “xeneize”, a la que no ayudaban para nada sus volantes en el retroceso.

Y tentado por esa invitación, Estudiantes llegó a la tercera conquista, otra vez desde los pies de Vera, aunque en este caso el gol debió ser invalidado porque el atacante que debutó como titular estaba adelantado cuando le pasaron la pelota.

Pero la omisión del árbitro Silvio Trucco no le importó al moreno Vera, que sacó partido de ella al convertir con una espectacular tijera el tercer tanto de su equipo.

La imagen que dejó Boca en ese primer tiempo, inconexo, falto de ideas, sin atisbos de reacción ni conviccciones, se hizo extensiva al desarrollo del segundo período.

En el arranque de la etapa final el entrenador de Boca puso un volante con más aptitudes de marca como el ex Colón César Meli en lugar de Federico Carrizo, quien llegó al vestuario afectado por una lesión en el muslo derecho.

Esta noche no hubo segmentos que justifiquen pensar en un atisbo de recuperación del equipo de Bianchi de cara al futuro inmediato.

Fuente: Télam

 

Los goles

 

 

 

 

 

 

 

 

Share