El Gabinete

Fernández anunció que el rionegrino Martín Soria será el ministro de Justicia

Share

El presidente Alberto Fernández confirmó que designará a Martín Soria como ministro de Justicia, en reemplazo de la renunciante Marcela Losardo. El mandatario lo confirmó en una entrevista con el canal 9 de Buenos Aires.

Soria, de 45 años, es diputado nacional por la provincia de Río Negro, por el Frente de Todos. Fue intendente de General Roca entre 2011 y 2019.

En el último tiempo, el diputado profundizó sus denuncias contra el funcionamiento de diversas áreas del Poder Judicial.

Llegará al Ministerio de Justicia después de que el presidente Alberto Fernández revelara, la semana pasada, que Losardo le había solicitado dejar el cargo, en momentos en que considera que la próxima será una etapa para esa cartera que requiere de una nueva “actitud”.

El dirigente perdió las elecciones por la Gobernación de Río Negro en 2019 con Arabela Carreras.

Es hermano de María Emilia Soria, actual jefa comunal del departamento rionegrino. Y es hijo de Carlos “El Gringo” Soria, ex gobernador de Río Negro, quien fuera asesinado por su mujer,  Susana Freydoz, la madre del futuro ministro y la intendenta, mientras ejercía el Ejecutivo provincial.

Denuncia contra Hornos

Soria denunció el mes pasado al presidente de la Cámara Federal de Casación Penal, Gustavo Hornos, por haber mantenido seis encuentros privados con el expresidente Mauricio Macri entre 2015 y 2018.

La denuncia ante el Consejo de la Magistratura endilga al juez “mal desempeño, grave negligencia y por la realización de actos de manifiesta arbitrariedad en el ejercicio de sus funciones”.

En la denuncia de 23 páginas, Soria pide la suspensión de Hornos y su posterior remoción. Lo considera parte de la “mesa judicial” de Cambiemos, formada para perseguir en los tribunales a dirigentes opositores.

“Este camarista de la Cámara Federal de Casación Penal, máximo tribunal penal en nuestro país, visitó al ex presidente Mauricio Macri en 6 oportunidades, sin pedidos de audiencia y a puertas cerradas durante sus 4 años de gobierno”, apuntó el rionegrino.

“Llamativamente -remarcó Soria-, cada una de esas visitas fue precedida o seguida por una resolución que lleva su firma en contra de algún miembro del partido político de la oposición, en especial funcionarios cercanos a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner”.

Para el legislador oficialista, esa conducta de Hornos resultó “aberrante, vergonzosa y repugnante a los valores” que se busca desarrollar en la sociedad argentina.

Soria repudió que un “representante del Poder Judicial condicione investigaciones en temas tan sensibles”.

Agregó: “Es una actitud que no debe ser perdonada y que debe sancionarse con todo el peso de la ley removiendo al juez hornos de su cargo”. Planteó finalmente que si no se aceptaba la propuesta de remoción, se le aplicaran sanciones.

Share