“La integración de Argentina y Brasil ya no es económica, es un mecanismo de defensa ante la crisis global”

Share

Flanqueada por su par de Brasil, la Presidenta de Argentina aseguró, además, que este país pagará sus compromisos de deuda externa.

“Jamás podemos considerar la posibilidad de menos integración porque sería un error histórico imperdonable”, subrayó Dilma en su visita a Argentina. Foto: Télam.

Cristina Fernández de Kirchner reafirmó que la Argentina pagará los compromisos de la deuda externa “porque les vamos a hacer honor como corresponde a un país que recuperó su autoestima”.

La Presidenta afirmó que “la integración ya no es un mecanismo económico, sino un mecanismo de defensa que debemos construir entre Brasil y Argentina ante la crisis global”.

Al encabezar la XVIII Conferencia Industrial organizada por la Unión Industrial Argentina (UIA), que tuvo lugar en la localidad bonaerense de Cardales, Cristina consideró que “la integración ha dejado de ser un reclamo o un deseo para convertirse en una necesidad”.

“Es más, es una condición sine qua non para poder mantener los logros que en esta década, la década ganada como yo la llamo, en la que hemos logrado mucho en materia de valor agregado, de inclusión social. Un logro que no vamos a poder mantener si no aunamos esfuerzos, inteligencia, recursos, acciones, trabajos y políticas públicas y privadas concretas entre ambos países”, enfatizó.

Cristina llamó a “ser lo suficientemente realistas” y “ hacer asociaciones estratégicas complementarias y definitivas, no solamente con Brasil, y también mirar a nuestros hermanos del Pacífico”.

La Presidenta destacó la “descripción cruda y precisa” que su par brasileña, Dilma Rousseff, realizó al antecederla en la palabra sobre la crisis global, en la que señaló “cómo los países desarrollados tratan de trasladarnos la crisis con políticas expansivas. Gran Bretaña cuadriplicó su base monetaria, y Estados Unidos triplicó la suya”.

En ese sentido, Cristina expresó su deseo de que la economía estadounidense, “gran locomotora de la economía global se recupere”, y opinó que a los países desarrollados “se les fue la mano en esto de sostener el sistema financiero y se olvidaron de los trabajadores y de las empresas, y se está cayendo todo”.

“¿Cuánto tiempo se puede sostener esto? Necesitamos que alguien dé un parate, y creo que Estados Unidos por su condición de líder global puede ser uno de los países que lo dé”, consideró.

La jefa del Estado dijo que en cualquier país cuando alguien quiebra “si la mayoría de los acreedores acuerdan con el deudor un determinado mecanismo, esto se hace extensivo a todos. No tenemos un mecanismo de esta naturaleza en el orden internacional”.

“Argentina llegó al 93% de aceptación de reestructuración de su deuda soberana. Venimos pagando puntualmente desde 2005 sin acceder al mercado de capitales, con fondos propios y lo vamos a seguir haciendo porque vamos a hacer honor a nuestros compromisos, como corresponde a un país que ha recuperado la autoestima y parte de esa autoestima es cumplir con los compromisos”, remarcó.

Durante su exposición, Cristina anunció que el Estado “celebró un contrato con YPF por el cual se va a reconocer el precio del gas en 7,5 dólares el millón de BTU”, y pidió a los empresarios “que aseguren inversión y volumen” para “hacer desaparecer el déficit en balanza de pagos en materia energética”.

“Con Dilma vamos a establecer mecanismos más rápidos de consulta, menos protocolar y menos burocráticos”, señaló, porque “los tiempos urgen y la historia no nos va a perdonar si nos demoramos o equivocamos”.

Share