Marita Perceval cumplió el mandado de Cristina y le pidió a la ONU que distribuya la carta a Cameron por Malvinas

Share
marita
Marita Perceval y Ban Ki Moon, secretario general de la ONU. Foto: ONU.

La Organización de las Naciones Unidas hizo lugar al pedido de la representante argentina ante el organismo, la mendocina Marita Perceval, y dispuso que la carta que enviara la Presidenta al primer ministro británico sea distribuida entre los integrantes de la Asamblea General.

Se trata de la carta enviada por Cristina Fernández de Kirchner a David Cameron con motivo del 180° aniversario de la ocupación de las Islas Malvinas, en la que le reclamó que se sentara a dialogar por la cuestión de la soberanía de las Malvinas.

A través de una nota, Perceval pidió oportunamente al secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, que “tuviera a bien disponer que la carta se distribuya como documento de la Asamblea General en relación con el tema 45 del programa relativo a la Cuestión de las Islas Malvinas”.

La carta enviada originalmente el 3 de enero a Cameron con copia a Ban Ki-Moon sostiene que desde la usurpación, “el Reino Unido, la potencia colonial, se ha negado a restituir esos territorios a la República Argentina, privándola así de reconstituir su integridad territorial”.

“Los argentinos de las islas fueron expulsados por la Armada Real Británica y más tarde el Reino Unido inició un proceso de implantación de población similar al utilizado en otros territorios bajo dominio colonial”, agregaba Cristina Fernández de Kirchner.

La Presidenta, al cerrar la misiva, le expresó a Cameron: “en nombre del pueblo argentino le reitero nuestra invitación a que demos cumplimiento a dichas resoluciones de las Naciones Unidas”.

El 3 de enero de 1833, la corbeta inglesa HMS Clio expulsó por la fuerza a parte de los argentinos que ejercieron el dominio de las islas heredadas de España tras la independencia y de las cuales se tomó posesión efectiva en 1820.

El Reino Unido utiliza como principal argumento para no negociar el principio de autodeterminación de los isleños, pero la ONU reconoce que es un caso especial de descolonización y que la discusión tiene que ser entre Argentina y el Reino Unido.

Share