Procesaron a ex directivos de Ford por el secuestro de 24 obreros durante la dictadura

Share

 

ford

La jueza federal de San Martín Alicia Vence procesó a tres ex directivos de la automotriz Ford por el secuestro de 24 obreros de esa empresa desde el 24 de marzo al 20 de agosto de 1976, según el fallo difundido este martes.

La decisión alcanzó a Pedro Müller, Guillermo Galarraga y Héctor Sibilla, a quienes se les imputan los delitos de “privación ilegal de la libertad doblemente agravada por haber sido cometida por abuso funcional y con violencia y amenazas”, entre otros cargos.

A Müller los obreros lo mencionan como el “capanga” dentro de la planta, mientras que Galárraga es el que sabía quiénes integraron las comisiones internas y con quién se reunían los trabajadores por reclamos gremiales. En tanto, Sibilla era un militar retirado del Ejército cuando se convirtió en jefe de Seguridad en la Ford. Luego fue contratado por la embajada de Estados Unidos en seguridad hasta que se jubiló en 2004.

La empresa estadounidense Ford Motor Company y su filial Ford Argentina fueron demandadas en 2006 en la Justicia civil por el secuestro en 1976 de su comisión gremial interna y los sobrevivientes pidieron a la Justicia penal que ordene la captura del ex presidente de la compañía en el país y tres ejecutivos más.

En la fábrica que Ford tiene en Pacheco trabajaban unos 5.000 obreros y allí producían el modelo Falcon, que en su versión de color verde castrense, se convirtió en el auto emblemático de la represión ilegal, porque en ellos se secuestraba a ciudadanos y los traslababan, casi siempre en el baúl, a los centros clandestinos.

En total, 24 delegados de la comisión gremial interna y empleados de Ford fueron secuestrados en 1976, según la presentación. Francisco Guillermo Perrotta, otro ex empleado de Ford que asegura haber sido privado de la libertad, dijo que “estas dos personas (los secuestradores), las que me llevaron en el auto, me dijeron que la foto (la foto de la acreditación de Ford con la que fue identificado) la habían obtenido de la oficina de personal”. El ex supervisor de la empresa Alfredo Juan Yandet recordó que “en varias oportunidades sí pude ver algunos militares que entraban y salían de la Oficina de Personal con carpetas y portafolios”.

 

Fuente: Infonews/Página 12

Share