El tarifazo y la baja de salarios demolieron las ventas de mayo: cayeron 9,2% según un informe de la CAME que incluyó Mendoza

Share

comercio

El tarifazo de luz y gas, la inflación y la consecuente baja del poder adquisitivo en el salario hizo que las ventas de los comercios minoristas se vinieran en picada en mayo (3 puntos más que en abril): las cantidades vendidas por los comercios minoristas bajaron 9,2% en mayo frente a igual mes del año pasado según un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) que incluyó un relevamiento en Mendoza a través de la FEM. Es el quinto mes consecutivo en que las ventas se retraen, empujadas por la pérdida en el poder adquisitivo de las familias, señaló la entidad.

Según la CAME, el panorama de inminente recesión y los tarifazos hizo que los comerciantes bajaran la cantidad de ofertas y descuentos: “Los comercios, en tanto, fueron más austeros con las políticas de descuentos ya que prácticamente se quedaron sin resto para absorberlos”.

“La caída en el consumo se sintió en todo el país, y se combina con las subas de costos que están teniendo los comercios frente a los ajustes tarifarios y otros incrementos, que los limita para lanzar ofertas o promociones que ayuden a reactivar el comercio”, describe el documento.

Según el reporte, en mayo “hubo poca gente mirando y comprando en las calles. Las familias se limitaron a adquirir sólo cosas necesarias y alguna que otra oferta realmente interesante. En ese contexto, los negocios finalizaron el mes con muy bajos niveles de ventas y serios problemas de liquidez”.

Con la excepción del rubro farmacias, el resto de los rubros que componen la oferta minorista cayeron en el mes. Las bajas anuales más fuertes se sintieron en: electrodomésticos y artículos electrónicos (-19,6%), bijouterie (-13,1%), materiales para la construcción (-12,7%), bazar y regalos (-11,9%) y ferreterías (-11,6%).

Según la CAME, el programa Ahora 12, lanzado por el gobierno kirchnerista, “ayudó a contener la caída, pero ya no alcanza como política para empujar el consumo porque la gente está enfrentando problemas financieros y evita en lo posible endeudarse, para no continuar acumulando obligaciones con altos costos que se vuelven difíciles de pagar. Los comercios, en tanto, fueron más austeros con las políticas de descuentos ya que prácticamente se quedaron sin resto para absorberlos”.

Con el resultado de mayo, las ventas minoristas medidas en cantidades registraron en los primeros cinco meses del año una caída promedio interanual de 5,7%.

Las siguientes fueron las principales variaciones en los volúmenes físicos de ventas en mayo 2016 frente a igual mes de 2015, relevadas en 1.310 comercios minoristas del país:

caida

Share