Golpe al Mercosur: Cartes y Temer se negaron a cumplir con el paso de mando pro témpore a Venezuela y el bloque quedó acéfalo

Share

temer
Michel Temer, ex aliado de Dilma Rousseff e impulsor del juicio político que la tiene en vilo y al borde de la destitución.

El gobierno uruguayo dio por terminado su período en la presidencia pro témpore del Mercosur, sin que Brasil y Paraguay acepten la asunción de Venezuela, como lo ordena el estatuto de la entidad regional. Mañana había prevista una reunión de cancilleres en suelo uruguayo para buscar un acuerdo, pero fue suspendida.

Paraguay y Brasil se negaban al traspaso automático de la presidencia a Venezuela, alegando que este país no tiene la situación institucional requerida para hacerlo.

Este viernes, Uruguay dio por terminada su presidencia semestral y envió un informe de su gestión a las cancillerías de Brasil, Paraguay, Argentina y Venezuela.

Con esto, “nos damos por entendidos que (la presidencia del Mercosur) se traspasa a Venezuela, es todo”, dijo a la agencia Sputnik una fuente del despacho del Ministerio de Exteriores venezolano.

El diputado paraguayo del Mercosur Ricardo Canese, consideró que el objetivo del presidente de Paraguay, Horacio Cartes, y del Gobierno interino de Brasil, presidido por Michel Temer, es romper los planes de integración en la región.

“Carter y Temer son los que menos autoridad moral tienen para decir que hay alguna irregularidad en Venezuela, que la puede haber, como en cualquier país democrático, pero ellos en todo caso están en una situación mucho peor, así que si habría que pensar en sanción de alguien, habría que pensar en la sanción de Temer y de Horacio Cartes”, insistió el legislador.

La canciller venezolana, Delcy Rodríguez, consideró como “patadas de ahogado” la negativa de Brasil y Paraguay a que su país asuma la presidencia rotativa del Mercosur. “Es imposible que no se pueda respetar el cumplimiento del tratado”, sostuvo Rodríguez.

La ministra venezolana señaló que los estatutos del Mercosur solo establecen dos condiciones para traspasar la presidencia: que el país que la ejerce -en este caso Uruguay- haya completado su período- y que la sucesión se dé por orden alfabético.

Por tanto, la canciller indicó que “debe ser transferida sin ningún tipo de retardo, sin ningún tipo excusa, a Venezuela” y llamó a mantener la “unidad” contra los que pretenden mediatizar “política e ideológicamente” la situación.

Fuente: Página 12 / Sputnik

Share