Sanjuaninos denunciaron en la Corte que el Ianigla benefició a la Barrick al excluir un glaciar del inventario nacional

Share

barrick

Integrantes de la Asamblea Jáchal no se toca, de San Juan, viajó a Mendoza para reunirse con miembros del IANIGLA tras denunciar que el organismo -que depende del CONICET y se emplaza en el Cricyt- encargado de confeccionar el inventario de glaciares modificó la definición legal de “glaciar”, lo que benefició a la empresa Barrick Gold, según publicó este jueves el portal de noticias Infobae.

La Ley 26.639, que prohíbe expresamente la actividad minera en ambientes glaciares y periglaciales, fue aprobada hace casi 6 años, pero todavía no se aplica, porque no está confeccionado el inventario de glaciares, encargado al Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (Ianigla).

El Ianigla es el instituto encargado de confeccionar el inventario de glaciares. “Para ello, sus autoridades crearon un documento en el que decidieron que sólo incluirán las masas de hielo que cumplan ciertas características y tengan más de una hectárea, pese a que la ley 26.639 protege los glaciares cualquiera sea su dimensión”, señala el informe.

Informe Explícito: la resistencia a Pascua Lama

El portal porteño indica que los ambientalistas sanjuaninos denunciaron el tema a la Corte Suprema y en el expediente, que citan en la nota, indican que quedará afuera del inventario el glaciar binacional Toro 1, que tiene poco más de 700 metros cuadrados del lado argentino de la frontera y sobre el cual está diseñado el rajo del proyecto Pascua Lama.

Cita Infobae la denuncia de los ambientalistas: “Es decir que en el país trasandino, donde no existe ley específica de protección de glaciares, no importa su dimensión o superficie para adoptar medidas de protección sobre los mismos, y aquí, en el nuestro, donde sí existe una Ley de Glaciares y la ley no distingue superficie o dimensión, el organismo encargado de inventariarlos los excluye”.

El escrito fue presentado ante la Corte Suprema con la firma del abogado sanjuanino Diego Seguí, en el marco de una causa en la que se ventila el incumplimiento de la ley 26.639 en Pascua Lama.

El coordinador del inventario, Gustavo Costa, explicó: “Metodológicamente, en todo el mundo se toman los glaciares de más de una hectárea, porque además tiene que ver con una cuestión tecnológica por la definición de las imágenes satelitales. Es un estándar internacional. Igualmente, una vez que se termine el trabajo, se va a ir viendo cómo se mejora”.

“Con estas definiciones dejan afuera, por ejemplo, al glaciar Toro 1, donde se haría el rajo del proyecto Pascua Lama. También todo el ambiente periglacial sobre el que está ubicado el valle de lixiviación de Veladero, sobre el río Potrerillos, donde se produjo el último derrame de cianuro y que ya está dañado. Y hasta excluyen el grosero daño al glaciar Almirante Brown, también conocido como Conconta, producido por el camino minero que va a Pascua Lama y a Veladero, que en su parte oriental fue sencillamente seccionada por el camino minero, pero que los especialistas de Ianigla consideran un simple ‘manchón de nieve'”, explicó a Infobae Seguí, que asesora a los ambientalistas de la Asamblea.

Share