Violencia policial

El jefe de la Inspección de Seguridad dijo que podría estar justificado el ataque de la policía a dos niños en San Rafael

Share

Lorena Elena Ferreyra, madre de los niños atacados por la policía en San Rafael. Foto: La Garganta Poderosa.

El jefe de la Inspección General de Seguridad, Marcelo Puertas (UCR), dijo que puede estar justificado el accionar de los policías que atacaron con postas de goma a dos hermanos, niños de 11 y 4 años, hiriendo a este último. Ocurrió este lunes en un operativo de inusual despliegue en el barrio Constitución, de San Rafael.

La policía detuvo al niño de 11 años en la Comisaría del Menor y le secuestró un arma de juguete que manipulaba en la vereda mientras jugaba con su hermano, de 4 años. El relato del Ministerio de Seguridad dice que los vecinos llamaron al 911 y que, al acudir, los agentes detuvieron al niño de 11 años. La escena generó un repudio vecinal, que los uniformados repelieron a los balazos.

Según Puertas, la persecución policial a los dos niños, incluso irrumpiendo en la vivienda de ellos, donde fueron a buscar al más chico, podría estar justificada: “Hay que determinar en qué circunstancias usaron las postas de goma, si había méritos para usarlas o tuvieron un exceso”, dijo en radio Nacional.

El titular de la IGS sostuvo que un arma de juguete en manos de un niño puede ser una amenaza para la policía: “Un arma de fuego es un arma de fuego, hay que ver si esa arma presentaba signos de similitud con un arma real, eso lo vamos a ver porque también está secuestrada ese arma”.

Al niño de 4 años lo sacaron de su domicilio, tal como relatan varios testigos, entre ellos la madre de los chicos, Lorena Ferreyra, quien hizo la denuncia policial en la Comisaría 8.

“Ayer por la tarde mi hijo estaba con unos amiguitos jugando con una pistolita de juguete que le había regalado esa misma tarde; unos policías los vieron y empezaron a perseguir a Bruno que, del miedo, corrió y se metió en la casa de un vecino para esconderse debajo de una cama. Ellos entraron por la fuerza, le dieron un rodillazo en la espalda y lo sacaron de los pelos”

Puertas admitió que la policía fue a buscar al niño de 4 años a su casa, pero matizó: “Hay que ver si irrumpieron sin cometer excesos. El tener un arma símil real a un arma de puño, si ellos prueban que en la persecución de la falta irrumpieron sin cometer excesos”.

El hermano menor fue revisado en el Hospital Schestakow, donde comprobaron que tiene heridas de balas de goma.

Policías hirieron con balas de goma a un niño de 4 años en el barrio Constitución, de San Rafael

Share