Chile en llamas

El Senado aprobó una ley que penaliza a quienes cubran sus rostros en las protestas

Share

Los gases lacrimógenos hacen irrespirable la atmósfera en Chile.

Mientras en las calles las manifestaciones sociales continúan, con el punto de encuentro en la Plaza Italia, rebautizada “Plaza de la Dignidad”, el gobierno de Sebastián Piñera insiste en su posición de acelerar el paquete de medidas de seguridad y de intensificar las negociaciones en el Congreso para sacar adelante su agenda.

Esta incluye los proyectos de ley antiencapuchados, antisaqueos y antibarricadas; el fortalecimiento al sistema de inteligencia y, entre otras, el polémico proyecto que permitiría a las Fuerzas Armadas resguardar “infraestructura crítica”, en respaldo a Carabineros, sin la necesidad de declarar Estado de Excepción.

El Senado de Chile aprobó en general en la madrugada de este jueves la”ley antiencapuchados”, que establece penas contra quienes se cubran el rostro durante las protestas identidad. Es la tercera vez que Piñera impusa una ley para penar a quienes cubran sus rostros durante las protestas. Sin embargo, la mayoría de los manifestantes cubren sus rostros debido a la irrespirable atmósfera por la cantidad de gases lacrimógenos que arroja Carabineros.

“En Chile no queremos encapuchados y aquí hay que tener muy claro de qué lado estamos. Bienvenidas las personas que quieran expresarse protestar a rostro descubierto, a la chilena, pero no queremos, ni vamos a tolerar la cobardía y la vileza de aquellos que lo hacen encapuchados para ocultar su identidad y que atentan contra lo más sagrado de nuestras vidas”, dijo el mandatario en una de las veces que intentó que se aprobara una ley en ese sentido.

Sexta semana de protestas

El texto, enviado para “discusión inmediata” por el presidente Sebastián Piñera, fue aprobado con 22 votos a favor, 11 en contra y 2 abstenciones, durante una sesión especial celebrada anoche, por lo que regresó a la Comisión de Seguridad donde deberá atravesar su próximo trámite, la votación en particular, informó el portal chileno de noticias Cooperativa.

La aprobación se produce en la sexta de semanas de una crisis político-social, la más grave desde el regreso de la democracia (1990) en el país, con protestas ciudadanas, saqueos y enfrentamientos que dejaron una veintena de muertos, miles de heridos y detenidos y centenares de hechos de violación de derechos humanos durante la represión.

La ley establece que aquellos que alteren gravemente la tranquilidad pública en actos públicos, sean o no autorizados por la autoridad, y que cubran su rostro intencionalmente con el propósito de ocultar su identidad, serán sancionados con reclusión menor en su grado medio (541 días a 3 años y 1 día).

Share