Gendarmería desalojó un piquete de trabajadores de Cresta Roja con camiones hidrantes y 250 efectivos armados

Share

 

Gendarmería desalojó una protesta de trabajadores de la avícola Cresta Roja en la autopista Ricchieri, en Ezeiza, con varios pelotones de uniformados armados, camiones blindados hidrantes y vigilancia aérea. En posición de combate los gendarmes corrieron a los manifestantes, quienes llevan siete días en las calles tratando de que alguien escuche el inmenso conflicto que generó una decisión política de la patronal.

Los gendarmes despejaron la zona a fuerza de golpes con la macana y el accionar de un camión hidrante.

A una semana de haber llevado el reclamo a un piquete en el acceso al aeropuerto internacional de Ezeiza, los trabajadores no consiguieron respuestas a su situación laboral, pero luego de unas negociaciones con la seguridad fueron desalojados con gases y palos por las fuerzas de seguridad bajo el mando de Patricia Bullrich, ministra macrista de Seguridad.

“Estamos haciendo un llamado público a los organismos de derechos humanos a que se solidarice con nosotros”, pidieron los trabajadores en medio del operativo que involucró al menos a 25o efectivos de Gendarmería.

Desde el Frente de Izquierda salieron a denunciar y condenar la represión en tiempo real. El ex candidato presidencial, Nicolás del Caño, advirtió el caso no bien comenzó el avance de las tropas de Gendarmería.

A renglón seguido, la ex candidata a vice Miriam Bregman, diputada nacional del FIT, cuestionó la represión de la Gendarmería por Twiter.

Macri con su gabinete y Bullrich, con Pamela David

“Los cortes totales están prohibidos por ley. Con un marco de razonabilidad hay que buscar una solución para que la ley se cumpla”, justificó la represión el secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco.

Mientras avanzaban los gendarmes sobre los trabajadores, la ministra Bullrich comentaba las acciones represivas en vivo en el estudio del canal América, de José Luis Manzano y Daniel Vila, en el programa de Pamela David, esposa de Vila. Al mismo tiempo, Mauricio Macri encabezaba una reunión de gabinete en la Casa Rosada, la primera desde que asumió el poder.

En la Casa Rosada, la vicepresidenta Gabriela Michetti y el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, encabezaron un contacto con los medios para justificar la represión y advertir a los movimientos con intenciones de protesta que la línea de acción seguida con los trabajadores de Cresta Roja será la política habitual de la administración macrista.

“La Gendarmería cumplió con el mandato del juez”, afirmó Triaca al salir de la primera reunión de Gabinete que encabezó el presidente Macri. El ministro acusó a los trabajadores de la avícola de haber “violentado la determinación” que dio el lunes un magistrado de que se liberaran carriles de la autopista que accede al aeropuerto de Ezeiza.

 

Share