Estadísticas oficiales en duda

El Gobierno admitió que los datos de fallecidos por COVID-19 que publica están sujetos a futuras correcciones

Share
Tiempo estimado de lectura: 2 minutos

Ana María Nadal y Rodolfo Suarez, al frente de la gestión de la pandemia en Mendoza.

La ministra de Salud, Ana María Nadal, atribuyó el retraso de seis meses con el que el Gobierno de Mendoza cargó cientos de fallecidos afectados con la COVID-19  a la revisión de certificados de defunción meses después de que fueron emitidos.

El relato oficial que el Gobierno de Rodolfo Suarez hizo de la demora es que se trató de “una auditoría de la calidad del dato”.

De los 624 muertos que reportó Mendoza en julio, 304 ocurrieron entre agosto y diciembre del año pasado,  reveló días atrás el diario La Nación. La información no fue desmentida por el Ejecutivo provincial, cuya credibilidad en las estadísticas oficiales que brinda quedó mellada.

Lo ocurrido generó un cimbronazo interno en el gobierno y en la tarde de este martes Nadal acudió a la Legislatura a explicar el porqué de la carga en retroactivo de los fallecidos.

Entrevistada por radio Nihuil, la funcionaria aseguró en ese sentido que los datos que se brindan en tiempo real desde el ministerio a los medios de comunicación y a la población podrían cambiar en el futuro: “Lo mismo nos va a pasar después, los datos de los fallecimientos se consolidan al año siguiente del transcurrido, por eso sigue abierta la base”.

“La responsabilidad primaria de la carga la tienen los lugares donde han fallecido las personas -remarcó la funcionaria-. Hemos hecho una actividad muy intensa de capacitación y de entrega de claves del sistema SISA para tener los datos en tiempo real lo mejor posible. Cuando se cierran todos los datos, llegan los datos de los certificados en papel y se hace una revisión exhaustiva, se hacen auditorías internas que hacen que se corrijan los datos, o se auditen, o se mejoren”.

Nadal dijo que “todas las provincias” mandan con retraso la información. Pero después dijo que el delay en los datos se debe a que Mendoza tiene una “auditoría de mejora de calidad del dato a partir de una consolidación de los datos con el certificado de defunción”.

Nadal se esforzó por recalcar que la demora se trata de una “mejora de la calidad” para “tener los datos más consolidados de la pandemia a partir de la revisión de los certificados de defunción.

“La Nación no ha cerrado la base2020 del SISA. No lo cierra porque todas las provincias estamos en el proceso de contrastar la base de datos del SISA con optras fuentes como los certificados de defunción, informes de hospitalización, que nos permitan consolidar los datos

“Lo mismo nos va a pasar después, los datos de los fallecimientos se consolidan al año siguiente del transcurrido, por eso sigue abierta la base”, aseguró Nadal.

Share