Más familias en la calle

Los dueños de Rheem dejarán de fabricar heladeras por baja rentabilidad

Share

La fabrica de heladeras Finpack, con sede en Catamarca, abandonará la producción definitivamente, anunció este martes. La compañía es controlada por el grupo Garovaglio y Zorraquín, con sede en la Ciudad de Buenos Aires, y que también es propietario de la fabricante de termotanques Rheem.

Según publicó iProfesional, el directorio de este holding manifestó la decisión mediante un comunicado enviado a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, en el cual justifica las razones por las cuales abandona uno de los negocios de su subsidiaria Finpak.

“Luego de haber realizado distintas acciones destinadas a alcanzar una razonable participación de mercado y a lograr un equilibrio patrimonial, económico y financiero, la operación de heladera nunca llegó a ser rentable en forma sostenida en el tiempo”, sostiene el comunicado de Garovaglio & Zorraquín.

La empresa producía heladeras marca Saiar. Después de un largo período de suspensiones, despidos y paralizaciones temporarias, decidió dejar de fabricar en la planta de Catamarca, donde había 70 empleados.<

“El grupo Garovaglio y Zorraquín se hizo cargo en 2009 de la planta de la ex Helametal, que venía de atravesar una dura situación que la llevó al cierre de las operaciones durante un año y medio. En ese momento, invirtió $40 millones para reflotar las operaciones a partir de la producción de marcas conocidas en el sector de los electrodomésticos, como Philco”, consigna IProfesional.

Según cita el comunicado el holding presenta un salgo negativo producto “del significativo impacto negativo que la devaluación del peso ha tenido sobre la deuda denominada en dólares de nuestra controlada Rheem S.A, como así también, en el incremento del costo de financiamiento generado por las elevadas tasas de interés vigentes durante el período”.

Share