El intendente Salgado milita la Salada:”Estamos trabajando para que llegue, sin dudas cambiará la realidad de Santa Rosa”

Share

El intendente avanza contra la corriente en la autorización de un megaemprendimiento de Jorge Castillo, autor intelectual y administrador de La Salada. “Producirá zapatos, marroquinería, zapatillas, prendas de vestir y un sector importante para poder vender nuestros productos”, se entusiasma.

El intendente de Santa Rosa dijo que "todos los comerciantes compran en La Salada". Foto: LaVoz.com.ar
El intendente de Santa Rosa dijo que “todos los comerciantes compran en La Salada”. Foto: LaVoz.com.ar

El jefe comunal de Santa Rosa, Sergio Salgado se convirtió en los últimos días en un entusiasta militante del desembarco de La Salada en su departamento. Frente a los detractores que tiene el proyecto, entre ellos, las corporaciones de comerciantes y la mayor parte de los intendentes del partido de Salgado, el cacique santarrosino comprometió su gestión y su palabra pública con los interses de Jorge Castillo, empresario que proyecta un megaemprendimiento en Santa Rosa con la marca del “famoso shopingg de los pobres”.

La Federación Económica puso el grito en el cielo para acusar a Castillos de las peores cosas en materia fiscal y de ley de marcas, el intendente de Guaymallén, Alejandro Abraham, también presidente del PJ, le vedó su departamento, al igual que su par de Las Heras, Rubén Miranda, mientras el mandatario de San Martín, Jorge Giménez, consideró errada la habilitación en Santa Rosa. Con todo eso en contra, Salgado a refutar los motivos de los cuestionamientos de distintos sectores.

En declaraciones a radio Mitre Mendoza, el intendente santarrosino afirmó que “si no viera que (La Salada) cambiará la realidad del departamento, lógicamente no lo hubiera aceptado”, tras confirmar que firmará la pre factibilidad de la instalación del emprendimiento sobre la Ruta Nacional 7, para que Castillo presente en los próximos 60 días el proyecto definitivo que pretende ejecutar en el Este provincial.

“Hay que poner en claro que no es La Salada que está en Buenos Aires. Es un parque industrial textil acá, la diferencia es que La Salada está emplazada en un lugar distinto”, defendió el cacique peronista. Y se entusiasmó proclamando algunos beneficios que -él cree- provocará el emprendimiento de Castillo en su departamento.

“Producirá zapatos, marroquinería, zapatillas, prendas de vestir y tendrá un sector importante para vender nuestros productos tanto de ganado mayor y menor como fruta, vino y todo lo que los mendocinos producimos”, arriesgó. Y no sólo eso, “la idea también es poder beneficiar al productor abriendo una curtiembre. Además de generar empleo, generará inclusión de los productos que se pierden o tienen un precio que no es acorde a lo que debería ser”.

Salgado vende el emprendimiento con tanta pasión como Castillo, quien trató de “hombrecito” al presidente de la FEM, Afdolfo Tripodi, el espadachín principal del empresariado mendocino contra la llegada de La Salada. Dice que está convencido de que le cambiará la ecuación a la economía de Santa Rosa y la región.

“La Cámara de Comercio lo tomó muy bien”

El intendente de Santa Rosa advirtió que los comerciantes de su departamento aceptaron la instalación del megaemprendimiento cuando los consultó, no bien lo presentó Castillo.

“La gran mayoría de los comerciantes de la Provincia y de Santa Rosa -en este caso solo hablaré de mi municipio- compra en La Salada y tiene que alquilar un micro o pagar el pasaje eso significa un gasto importante que no lo van a tener”, chicaneó a los dirigentes de los comerciantes que advierten que La Salada amenaza la existencia de los comercios establecidos.

 

 

 

Share