Misiles y aviones no tripulados israelíes hacen blanco en los civiles de Gaza en una nueva escalada militar

Share

El sitio de noticias internacionales rebelion.org publicó un reportaje fotográfico realizado por varios autores en la franja de Gaza, objeto de bombardeos por parte del gobierno de Israel.

Las imágenes muestran a civiles heridos en el tercer día del ataque israelí y el texto fue realizado en colaboración para Counter Punch, y en la introducción dicen sus autores:

“Somos un grupo de personas de diferentes nacionalidades que vivimos en la Franja de Gaza, y que trabajamos en periodismo, derechos humanos, educación y agricultura. Apoyamos la lucha de los palestinos por sus derechos en el contexto de la ocupación israelí y de las operaciones militares. Además de ser testigos de los hechos, recogemos información usando nuestros contactos personales en la Franja de Gaza, los reportes de los medios, del personal médico y de las organizaciones sin fines de lucro locales e internacionales en Gaza.

Verificamos la información que proveemos y esperamos que nuestros reportes contribuyan a una cobertura informativa fidedigna de la situación de Gaza”.

Este es el reporte completo:

Continúa la escalada militar llevada adelante por las fuerzas armadas israelíes contra toda la Franja de Gaza. Desde la ciudad de Gaza, escuchamos el ruido persistente de los drones y los aviones de guerra F-16 volando por encima de nuestras cabezas. Las bombas caen una y otra vez a nuestro alrededor, en áreas densamente pobladas por civiles. En este punto, la fuerza aérea israelí ha llevado a cabo 200 ataques aéreos, causando 19 muertes (hasta el día 16 de noviembre). Entre las víctimas, hay diez civiles, incluyendo seis niños y una mujer. Más de 180 personas han sido heridas por los ataques, siendo la gran mayoría de ellos civiles. Las áreas que fueron blanco de ataque incluyen Beit Hanoun, el campo de refugiados de Yabalia, los barrios al-Nasser y Sheik Radwan de la ciudad de Gaza, Maghazi, Deir El Balah, Khan Younis y la zona del túnel en Rafah.

Ayer visitamos el hospital Al Shifa, donde fueron conducidos la mayoría de los heridos. Hablamos con los doctores, pacientes, sus familiares y testigos de lo que está sucediendo en Gaza. Quisiéramos compartir algunas de las historias de estas personas.

Salem Waqef, un hombre de 40 años, fue gravemente herido cuando su hogar fue destruido por un ataque en la madrugada del 15 de noviembre. El parte médico indica que Salem sufrió una lesión cerebral por falta de oxígeno. A las 5 de la mañana lo llevaron a la sala de terapia intensiva del hospital Al Shifa, donde le colocaron un respirador artificial. Continúa en estado de coma y los médicos dicen que su estado es grave.

Cuando nos retirábamos del lugar, llevaron a la sala de terapia intensiva a una niña de diez meses, Haneen Tafesh. Estaba inconciente y su pequeño cuerpo tenía una coloración grisácea. Había sufrido una fractura de cráneo y una hemorragia cerebral, a consecuencia de un ataque en el barrio de Sabra, en Gaza, ayer a las once de la mañana. Estaba en estado de coma y con un respirador artificial. A la tarde había empeorado. Esa noche nos enteramos de que había muerto.

Ahmed Durghmush, de unos 20 años, fue llevado a la sala de terapia intensiva de Al Shifa alrededor de las nueve de la noche del miércoles 14 de noviembre, por heridas causadas por un ataque aéreo en el barrio Tel al Hawa de la ciudad de Gaza. Sufrió un trauma cerebral agudo debido al impacto de esquirlas de un explosivo. El doctor Fauzi Nablusia explicó que cuando Ahmed llegó al hospital, una parte de su masa encefálica salía de la herida en la cabeza. Sufrió una hemorragia cerebral y fue operado. Más tarde, cuando preguntamos por la evolución de Ahmed nos dijeron que su situación se había deteriorado. Un familiar velando al lado del herido expresó sus sentimientos de impotencia y temor ante el estado de Ahmed.

La sala de emergencia tenía picos de llegada de víctimas a lo largo de todo el día. Una de las heridas fue Basma Mahmoud el Tourouq, una niña de cinco años del barrio Rimal de la ciudad de Gaza. Había sido herida durante un ataque aéreo cerca de su hogar, alrededor de las 2:30 de la tarde de hoy. La ola expansiva de la explosión la lanzó por el aire en su habitación, a raíz de lo cual sufrió la fractura del antebrazo al caer al suelo.

Luego escuchamos el relato de algunos de los niños, mujeres y hombres heridos y sus familiares que habían sido trasladados a otras salas del hospital Al Shifa.

Mohammed Abu Amsha, un niño de dos años y medio, fue herido cuando estaba sentado al frente de la casa de su abuelo en Beit Hamoun. Un F-16 lanzó un misil en las proximidades, y fragmentos de material disperso impactaron en su cabeza. El padre mencionó que el tío del niño también había sufrido heridas.

Zuhdiye Samour, madre y abuela del campo de refugiados Beach al oeste de la ciudad de Gaza, estaba muy conmovida por lo sucedido cuando compartió lo siguiente: “Estábamos sentados en nuestra casa. Era cerca de las 8:30 de la noche y estábamos mirando la televisión, poniendo películas como distracción para que los niños no tengan tanto miedo. Luego, escuchamos el sonido de unos 12 obuses disparados desde barcos de guerra en el mar”. Zudhiye y otros tres civiles fueron heridos cuando los obuses cayeron en esta área residencial en el norte de la ciudad de Gaza.

Khalid Hamad, el Director de Información Pública del Ministerio de Justicia, fue otro de los civiles heridos en el ataque indiscriminado de la zona residencial. Estaba en su hogar con su familia en Nabarat, al norte de la ciudad de Gaza, cuando escucharon el sonido de los obuses atacando la casa de un vecino. Cuando algunas personas acudieron de inmediato a ayudar, fueron ellos mismos blanco de ataque de seis obuses adicionales. El sobrino de Hamad, un adolescente, sufrió heridas leves y otro vecino, heridas de esquirlas. “Apuntan a la población civil sabiendo lo que hacen. Las fuerzas israelíes no cometen errores”, dijo.

Una niña de 13 años, Duaa Hejazi, regresaba a su hogar en el barrio de Sabra, en Gaza, en compañía de su madre y hermanos cuando un misil israelí explotó en la ruta al frente de su casa a las 8 de la noche. “Sangré mucho. Mi hermano también fue herido, en la mano. Los vecinos me trajeron al hospital.” Duaa sufrió heridas de esquirla en la parte superior del cuerpo, y aún tiene algunos fragmentos en el pecho. Quiso enviar un mensaje a otros niños de los alrededores de Gaza:

“Yo digo, somos niños. No tenemos ninguna culpa para tener que enfrentar esto. Ellos están ocupando nuestro territorio, voy a decir, como dijo Abu Omar: ‘Si eres una montaña, el viento no te estremecerá’. No tenemos miedo, seremos fuertes.”

Durante nuestra estadía en al Shifa también hablamos con el Dr. Mithad Abbas, el Director General del hospital. Cuando le preguntamos cómo se prepara el hospital Shifa para la llegada de pacientes, dijo: “Cuando esos pacientes arriban al hospital, las circunstancias no son normales. Llegan en adición al cerco, al bloqueo, lo que causa una escasez de medicinas y de insumos médicos”. El hospital carece de las medicinas y del equipo básico esencial, como antibióticos, suero, anestesia, guantes, catéteres, material de sutura, instrumentos ortopédicos, detergentes y partes sueltas de equipamiento médico.

El hospital depende de un generador a base de combustible, para poder seguir funcionando a pesar de los cortes diarios de electricidad. Si los cortes de electricidad superan a los 12 diarios, el Dr. Abbas estima que el hospital solo tendrá combustible para seguir funcionando por aproximadamente una semana más.

El personal del hospital convive con escenas caóticas y emocionales, los pasillos y las salas están abarrotadas de gente tratando de averiguar qué pasa con sus familiares o amigos. “La gente entra en la sala de emergencia en estado de pánico, buscando a sus familiares. Es una situación muy difícil la que afronta el personal del hospital”, dijo Abbas.

Nadie sabe donde caerá el próximo misil, nadie sabe dónde hay un lugar seguro. Los padres no pueden garantizar la seguridad de sus hijos ni, mucho menos, proveerles una sensación de seguridad.

Estos son los nombres de los civiles asesinados durante los ataques al momento de la elaboración del informe (a tres días de iniciada la ofensiva israelí):

1- Walid Abadlah, 2 años y medio

2- Marwan Abu Al-Qumsan, 52 años

3- Ramai Hamamd

4- Khalid Abu Al-Nasser

5- Habes Mesbeh, 30 años

6- Wael Al-Ghalban

7- Hisham Al-Ghalban

8- Ahmed Al-Jaabari, 52 años

9- Mohammed Al-Hams

10- Ranan Arafat, 3 años

11- Essam Abu El-Mazzah, 20 años

12- Hani Al-Kaseeh, 18 años

13- Ahmed Al-Masharawi, 11 meses

14- Hiba Al-Masharawi, 19 años, embarazada

15- Mahmud Sawaween, 65 años

16- Hanin Tafish, 10 meses

17- Tareq Jamal Naser, 16 años

18- Oday Jamal Nasser, 14 años

19- Fares al-Bassiouni

Los autores de las fotos:

Salem Waqef (Foto: Lydia De Leeuw)

Haneen Tafesh (Foto: Gisela Schmidt-Martin)

Ahmed Durghmush (Foto: Lydia De Leeuw)

Basma Mahmoud el Tourouq (Foto: Lydia De Leeuw)

Mohammed Abu Amsha (Foto: Gisela Schmidt-Martin)

Zuhdiye Samour (Foto: Lydia De Leeuw)

Duaa Hejazi (Foto: Lydia De Leeuw)

Publicado por rebelión.org en base a un reporte de http://www.counterpunch.org/2012/11/16/civilians-under-attack-in-gaza/

Share