Voto por voto

La posibilidad de vender Misoprostol en Mendoza agitó grietas en los partidos y entre congéneres

Share

Defensora versus detractora: Patricia Galván y Carina Segovia, del PJ, enfrentadas en los argumentos por el Misoprostol y el Aborto Legal.

La posibilidad de que Mendoza venda Misoprostol en farmacias y no en el mercado negro obtuvo media sanción este miércoles en la Legislatura a través de la Cámara de Diputados, con 26 votos a favor y 21 en contra. Tanto la argumentación como la votación final revelaron una grieta dentro de los bloques partidarios y también una profunda división entre congéneres, cuyo epicentro fue la soberanía de la mujer sobre su propio cuerpo.

El proyecto propone derogar la Ley 8116, sancionada en 2009 y en su lugar habilitar la venta vía receta archivada. Fue presentado por Ana María Andía, de la UCR.

Cambiemos sumó 12 votos en contra de la ley y 13 a favor, el PJ 7 en contra y 5 a favor, Unidad Ciudadana aportó 5 votos a favor, el FIT dos a favor y el Partido Intransigente dos en contra y uno a favor de derogar la ley.

Voto por voto

A favor de derogar la ley:

Cambia Mendoza: Jorge Albarracín, Ana María Andía, Claudia Bassin, César Biffi, Mabel Guerra, Jorge López, Ricardo Mansur, Norma Pagés, Néstor Parés, Cecilia Rodríguez, Stella Maris Ruiz, María José Sanz, Mauricio Torres.

Partido Justicialista: Carlos Bianchinelli (monobloque Juan Domingo Perón), Mario Díaz (monobloque Eva Perón), Patricia Galván, Cristina Pérez, Silvia Stocco.

Unidad Ciudadana: Marcelo Aparicio, Lucas Ilardo, Helio Perviú, Jorge Tanús, Omar Parisi.

FIT-PTS: Mailé Rodríguez, Macarena Escudero.

Partido Intransigente: Eduardo Martínez.

En contra:

Cambia Mendoza: Maricel Arriaga, Emiliano Campos, Hebe Casado (Pro), Marcela Fernández, Analía Jaime, Álvaro Martínez (Pro), Marcos Niven (PD), Guillermo Pereyra (FR), Pablo Priore (Pro), Gustavo Ruiz, Tamara Salomón, Jorge Sosa.

Partido Justicialista: Javier Cófano, Gustavo Majstruk, Javier Molina, Liliana Paponet, Daniel Rueda, Lidia Ruiz, Carina Segovia.

Partido Intransigente: Pablo Cairo, Mario Vadillo.

Ausente: Carlos Sosa (PJ).

Mismo partido, distinta visión

El debate previo a la votación confirmó que las posturas conservadoras no tienen género ni bloque. Desde bancas del PJ y la UCR, y también del PI, salieron tanto argumentos “provida”, en contra del Misoprostol y del aborto legal como a favor de la decisión de las mujeres sobre su cuerpo. Sólo la izquierda y al FpV votaron en bloque a favor de que se autorice la venta del Misoprostol en farmacias.

De lado del PJ se enfrentaron, por ejemplo, Carina Segovia versus Cristina Pérez y Patricia Galván. Esta última sostuvo en una de sus intervenciones que “el perejil y las agujas no son un medicamento, el Misoprostol sí” mientras que su compañera de bloque habló del derecho del niño por nacer. En Cambia Mendoza la principal detractora fue Hebe Casado (PRO), mientras que María José Sanz (UCR) abogó por el derecho de la mujer a decidir en la intimidad.

PJ

Cristina Pérez:  “A mi nadie me ha contado lo que ocurre con una mujer embarazada, yo lo he visto. No estoy de acuerdo con el aborto, pero yo he visto grandes madres con cuatro o cinco hijos morir gangrenadas por haberse puesto… Vamos a tener que prohibir que plantemos perejil. No creo en las prohibiciones, No sirven para nada”.

“Esto está, si yo pongo Misoprostol en Mercado Libre me lo mandan a mi casa. Prefiero que haya un médico en el medio, que se haga responsable. Prefiero que alguna vez los médicos abortistas vayan ellos presos. ellos son los que están ganando plata con el aborto clandestino. Tengo un deber con la salud pública, el Misoprostol es un medicamento, las agujas y el perejil no“.

Carina Segovia: “Piensan que los que votamos en contra lo hacemos porque lo leímos en un libro y no es así. Esta es una forma de legalizar el aborto en casa.  Si vamos a confiar en la libertad de las personas cerremos la Legislatura, el Congreso y permitamos todo y permitamos que se rija el país libremente. Pero las instituciones tienen su razón de ser. debemos respetar las instituciones. Algunos legisladores se subieron a un pedestal tratándonos de oscurantistas o hipócritas, lamento mucho que se nos falte el respeto. Todos votamos según una cosmovisión, que no invalida ninguna ley porque todas las leyes son fundamentadas en una ideología, en una consmovisión. Desde esta cosmovisión vamos a votar en contra. Poco se ha hablado del derecho a la vida del niño por nacer”.

No obstante, poco después Segovia descalificó el fallo FAL de la Corte Suprema, que derivó en el Protocolo para el aborto no punible: “Fue ideológico, absurdo y fuera de lugar” e insistió en que en Argentina “el aborto es un delito”. Remató: “No podemos excusarnos en que la salud pública no funciona. Nosotros tenemos que tender y reclamar para que funcione”.

Después fustigó: “Detrás de muchas alocuciones lo que surge es que la verdadera intención de la ley es que se practiquen los abortos seguros en casa. No me parece que estas mujeres estén en mejor condición que la mujer que va a un centro de salud. La mujer que va a un centro de salud por lo menos va a contar con la contención medica de los profesionales”, señaló.

Cambia Mendoza

Hebe Casado: “No podemos legislar para la ilegalidad. Si no, vamos a legalizar los robos, los asesinatos, todo”. Tomó luego de nuevo la palabra fue para decir que se presentaron “300 mil firmas contra la venta del Misoprostol”.

María Jose Sanz:“Esto no es una ley para legalizar el aborto, no es un resorte de esta Legislatura. La receta archivada viene con firma del medico y es admitida por un farmacéutico. Coincidio con Cristina Pérez. Yo también prefiero que haya un médico en el medio.  Además del respeto a la intimidad de una mujer, una mujer que pasó por una situación de violencia porque la violaron o porque su feto paró su crecimiento y necesitan provocarle un aborto para extraer el feto… el sufrimiento que debe pasar. La verdad es que sería mejor la intimidad de la casa. Además tenemos que ponernos en igualdad de condiciones con 22 provincias argentinas. Esto es un país federal”.

Share