Conflicto en Neuquén

Camuzzi pidió entrar con la policía a tres fábricas ceramistas para cortarles el gas

Share

Camuzzi gas acudió a la justicia federal para que lo habilite a ingresar con la policía y cortar el gas a las fábricas ceramistas Zanón, Stefani y Cerámica Neuquén, gestionadas por sus trabajadores, que mantienen una deuda desde la ejecución de los tarifazos ideados por el macrismo.

En concreto, la distribuidora solicitó permiso para “interrumpir el suministro por hurto de gas”. El sindicato de ceramistas señaló que esta medida implicaría el cierre de las tres fábricas, dejando en la calle a 400 familias que subsisten de ellas.

Las fábricas mantienen un conflicto con el gobierno provincial y nacional por las abultadas deudas del tarifazo energético. A fines del año pasado los obreros montaron guardia en los medidores para evitar los cortes. Fue después de recibir intimaciones de corte por falta de pago, un perjuicio muy difícil de remontar para estas plantas, ya que para que un horno se apague deben implementar un operativo paulatino que dura días y la abrupta interrupción puede romper los equipos.

Los ceramistas montaron guardias obreras en los medidores de las fábricas para evitar cortes de Camuzzi

Según explicó el abogado el abogado Mariano Pedrero en la radio de la UNCo “con los tarifazos pasamos de facturas de 800 mil pesos a superar los 10 millones de pesos, impagables”.

Pedrero señaló que si la policía ingresa y corta el gas sería el cierre de las tres fábricas, simbólicas en la lucha obrera de Neuquén. En la tarde de este jueves se realizaron asambleas y este viernes habrá una marcha hacia Camuzzi desde el monumento a San Martín.

Camuzzi

Camuzzi tiene la distribución de gas en las zonas Pampeana y Patagonia. En los inicios de la administración macrista, desembarzó en la distribuidora el grupo  el Grupo Disvol, que regentea Alejandro Macfarlane, quien compró la gasífera después de cobrar la venta de la eléctrica Edelap, que le vendió al grupo que encabeza Marcelo Mindlin, fuertemente ligado al macrismo, al igual que el principal accionista, el inglés Joe Lewis, dueño de miles de hectáreas y una mansión en la Patagonia, en la que suele descansar Macri y su familia.

 

 

Share