Elecciones de EEUU

El avance de Sanders puso a la alcurnia del Partido Demócrata al borde de un ataque de nervios

Share

Bernie Sanders ganó la interna demócrata en Nevada.

La corporación política de Estados Unidos asiste azorada a la avanzada electoral de Berni Sanders. El senador socialdemócrata, de 78 años, se impuso el sábado en la interna del Partido Demócrata del estado de Nevada. Ya había ganado en Iowa y Nueva Hampshire y se dispone a enfrentar en Texas el Supermartes decisivo para la continuidad de la campaña electoral para las presidenciales al final del primer mandato del republicano Donald Trump.

El establishment del Partido Demócrata quedó al borde de un ataque de nervios. El ex presidente Barack Hussein Obama y la ex promesa fallida del partido Hillary Clinton aborrecen la chance de que Sanders se quede con la candidatura del partido liberal.

La agencia de noticias estadounidense Associated Press dijo después del triunfo de Sanders en Nevada: “Aumentó las tensiones internas en cuanto a si es demasiado liberal para derrotar al presidente Donald Trump”. La sentencia es una clara muestra del sentimiento del establishment estadounidense frente al desempeño proselitista del viejo senador que se autoproclama socialista.

En Nevada, Joe Biden quedó segundo, mientras Pete Buttigieg y Elizabeth Warren quedaban abajo. Los hitos venideros para los candidatos son Carolina del Sur y después el Supermartes del 3 de marzo en Texas.

Sanders viajó de Nevada a Texas, que ofrece uno de los contingentes más numerosos de delgados.

“Estamos uniendo a nuestra gente. En Nevada, congregamos una coalición multigeneracional y multirracial, que no sólo va a ganar en Nevada, sino que va a arrasar en este país”, consignó el senador demócrata que lidera la carrera por la candidatura presidencial.

La vía del terror

AP recordó que Sanders logró en Nevada su segunda victoria consecutiva tras la que obtuvo este mes en las primarias de Nueva Hampshire. Antes, empató en primer lugar en las asambleas partidistas de Iowa con Buttigieg, el exalcalde de South Bend, Indiana, que pretende posicionarse como contrapeso ideológico frente a las políticas abiertamente progresistas de Sanders.

La agencia del país del norte insistió en la vía del terror que produciría una consolidación del liderazgo de Sanders. “La victoria sólo ha profundizado las preocupaciones entre los líderes demócratas convencionales que temen que el autodescrito socialista demócrata sea demasiado extremista como para derrotar a Trump”, destacó después del conteo de votos de Nevada.

Durante décadas, Sanders ha propuesto políticas transformadoras para enfrentar las desigualdades en la política y la economía. El mejor ejemplo es su distintivo plan de salud “Medicare for All” (Atención médica para todos) que reemplazaría al esquema privado de seguros con un sistema universal financiado por el gobierno.

“A pesar del nerviosismo de la corriente demócrata convencional, los moderados han tenido dificultades para apoyar un candidato único, y la votación del sábado volvió a dividirse entre los diversos contrincantes”, remató AP su crónica de Nevada.

Share