El dueño de La Salada volvió a cambiar el predio para desembarcar en Mendoza y la fecha de apertura en Santa Rosa

Share
Jorge Castillo, dueño de La Salada, con el intendente Sergio Salgado. Foto: Municipalidad de Santa Rosa.
Jorge Castillo, dueño de La Salada, con el intendente Sergio Salgado. Foto: Municipalidad de Santa Rosa.

 

Jorge Castillo, dueño de La Salada, le dio un nuevo golpe de timón a la ruta del desembarco en la provincia de la feria comercial cuya instalación en el Gran Mendoza fue resistida por el comercio local y la política y derivó a Santa Rosa. Ahora anunció que no montará el mercado a cielo abierto en la Feria industrial y ganadera, como le ofreció el intendente santarrosino, Sergio Salgado, sino que analiza como alternativas dos terrenos privados, uno de 20 y otro de 70 hectáreas, localizados sobre la Ruta Nacional 7, cerca del predio municipal.

“Calculo que para los primeros días del mes que viene ya van a estar bajando las máquinas para empezar a constuir”, anunció ahora el empresario en la enésima fecha que tira al ruedo para concretar la instalación de su emprendimiento en la provincia desde la segunda mitad del año pasado.

La nueva estrategia fue confirmada por Castillo en una entrevista con Radio Nacional Mendoza. “Tenemos más de mil puestos vendidos”, dijo el artífice del “shoping de los pobres”. El empresario sacó cuentas al aire de un mercado potencial en Mendoza de “dos millones de personas” en la provincia “más 7,5 millones de Chile. Del otro lado de la Cordillera no tienen ropa. A eso hay que sumarle San Luis, San Juan y las provincias cercanas y estamos hablando de un mercado de 10 millones de personas”.

Castillo aseguró que en Santa Rosa ya está trabajando un taller textil con máquinas que él mandó. Dijo que se confecciona ropa de trabajo para el Municipio y la Gobernación, aunque al final del relato dijo que su información al respecto “era un run run que se escuchó. Yo después de la conferencia de prensa ya no fui más, fue mi gente para allá, capacitaron, la verdad gente muy guapa la de Santa Rosa, aprendieron enseguida y, bueno, hasta ahí se. Ellos deben estar produciendo”.

El empresario explicó que el cambio de sitio para el funcionamiento de La Salada en Santa Rosa se debió a que el terreno de la Feria industrial fue cedido por la provincia al municipio con la condición de ser destinado a la industria no al comercio. Sostuvo que en esas condiciones no tenía posibilidades de asegurarles estabilidad legal a los compradores de los puestos. “Hay algunos compradores que pondrán su comercio, pero otros compran para alquilar y yo tengo que darles la garantía de que no van a tener problemas legales”, advirtió.

El intendente Salgado consideró que la situación legal del predio municipal no era impedimento para el asentamiento de La Salada, pero Castillo consideró: “Yo confío en Salgado pero yo confío también que Salgado no se va a quedar de por vida en Santa Rosa, yo creo que como todo político tiene aspiraciones de ir más arriba. El día que no esté Salgado viene otro y me dice ‘no, esto es solamente industrial’ y, entonces, ¿toda la inversión que hizo mi gente la tiramos por la ventana?”.

Entrevista a Jorge Castillo por Radio Nacional

Share