Lesa Humanidad

El juicio por Claudia Domínguez reabrió interrogantes por otros tres bebés apropiados en Mendoza

Share

Claudia Domínguez Castro, hija de Gladys Castro y Walter Domínguez. Foto: Infojus

El juicio por la apropiación de Claudia Domínguez Castro –que culminó este jueves con la condena al exmilitar que fue su entregador– marca un hito en el proceso de Memoria Verdad y Justicia para Mendoza porque es el primero donde se juzgó la sustracción y supresión de identidad de una menor durante la dictadura. Y reabrió los interrogantes por el destino de otros tres bebés que fueron arrebatados a sus padres apenas al nacer: se trata de las o los hijos de Adriana Bonoldi y Marcelo Carrera, de María Inés Correa Llano y Carlos Jakowczyk y de Olga Inés Roncelli.

Sus historias fueron nuevamente traídas ante el tribunal en las audiencias del VIII juicio de Lesa Humanidad como parte de un capítulo siniestro entre los muchos que se escribieron con sangre en la historia reciente Argentina: el robo de bebés de presas políticas, secuestradas embarazadas, que parieron en las mazmorras, muchas de ellas en medio de sesiones de torturas, y luego desaparecidas por los genocidas.

Gladys Castro, la madre de Claudia, estaba embarazada al momento de su secuestro. Sus captores la mantuvieron tres meses en cautiverio hasta el parto, cuando se produjo la apropiación de la recién nacida. La niña fue entregada a sus apropiadores -condenados a tres años de prisión condicional- en un moisés y con el cordón umbilical aún sin desprenderse.

Según rememoró el fiscal Dante Vega en una de las últimas audiencias, existe una lista de al menos 23  niños y niñas de Mendoza que fueron y son víctimas del terrorismo de Estado, tal como reconoció este jueves el tribunal, que declaró en la sentencia a Claudia Domínguez Castro como víctima del delitos de lesa humanidad.

Niños y niñas víctimas del terrorismo estatal

La sustracción, retención y ocultamiento de la identidad de menores de edad tiene variada jurisprudencia que lo ubica como crimen de lesa humanidad, según se detalló en este juicio.

En la sentencia “FRANCO, Rubén y otros”, el Tribunal Oral Federal 6 resolvió en 2012 considerarla una práctica “sistemática y generalizada […] en ocasión del secuestro, cautiverio, desaparición o muerte de sus madres en el marco de un plan general de aniquilación”.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos, en el famoso fallo “Gelman vs. Uruguay” (2011) estableció que este delito es una desaparición forzada.

El ilícito ya había sido advertido por el informe de 1979 de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y por el informe “Nunca más” de la Comisión Nacional sobre Desaparición de Personas (CONADEP). La “causa 13” (1984) también lo mencionó. A esto se sumó el fallo “Gualtieri” de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (2009), donde se abordó la apropiación de menores como vinculada íntimamente a delitos de lesa humanidad, “cuya perversa originalidad le quita cualquier analogía con todos los conocidos”.

La lista de la Fiscalía

La Fiscalía enumeró 23 niños y niñas de Mendoza que, de distinto modo, han sido víctimas del terrorismo de Estado.

• Nacidas en cautiverio y recuperadas hasta la fecha: Claudia Domínguez Castro y Miriam Fernández, hija biológica de María del Carmen “Pichona” Moyano y Carlos Poblete.

• Apropiados/as y desaparecidos/as hasta hoy, cuyas madres fueron secuestradas estando embarazadas: las o los hijos de Adriana Bonoldi y Marcelo Carrera, de María Inés Correa Llano y Carlos Jakowczyk y de Olga Inés Roncelli.

• Secuestrados/a junto con sus padres y madres, cuya identidad fue recuperada: Ernesto Sebastián Ramos Bakovic, Celina Rebeca Manrique Terrera y Jorge Guillermo Goya Martínez.

• Menores que tras ser secuestrados/as junto con sus padres y madres fueron recuperados/as por sus familias: Ángela Urondo Raboy, Yanina Rossi Ferrón, Martín Alcaraz Campos, Jimena y Guadalupe Olivera Rodríguez, Antonia Muñoz Larrieu, Alejo Hunau Ontivero, Mauricio y Natalia Galamba Morales, Josefina y Soledad Vargas Sarmiento, Mariano Morales Rúpolo, Laura Rita Montecino Núñez, María Laura y Martín Carzolio Tissone.

Fragmento de una entrevista a Claudia Domínguez Castro en el programa La Pregunta en el Desierto (emitido por Acequia TV hasta 2015):

 

Fuente: Archivo Explícito/Juicios Mendoza8

Share