Cambio de matriz

La zona Este de Mendoza perdió el cinco por ciento de sus viñas en ocho años

Share

El Este de Mendoza cada vez tiene menos viñas.

La zona Este de Mendoza perdió casi el cinco por ciento de la superficie total de viñas entre 2010 y 2018. La caída en la cantidad de hectáreas de plantas de uva se aceleró en ese lapso.

La superficie implantada con vid había caído un 0,64 por ciento en la década 2000 – 2010.

El Instituto Nacional de Vitivinicultura difundió los datos de superficie con vides en la región. Los resultados implican un golpe a la matriz productiva basada en la vitivinicultura.

La zona Este está compuesta por San Martín, Rivadavia, Junín, Santa Rosa y La Paz. En ese orden se listan los departamentos en función de la cantidad de hectáreas de vid que tienen en sus territorios.

En los cinco departamentos del Este quedan 64.828 hectáreas de viña de las 68.077 hectáreas que habían en 2010. La superficie destinada al cultivo de vides se achicó 4,77 por ciento en ocho años.

Fuente: Instituto Nacional de Vitivinicultura

En 2000, la superficie destinada a la uva alcanzaba las 68.518 hectáreas. Es decir, en 18 años se perdió el 5,38 por ciento de la superficie con vides.

Las variedades Criolla Grande y Cereza son las que más han disminuido en los últimos años. No obstante siguen siendo las de mayor superficie cultivada en la zona Este, advierte el informe del INV.

La variedad Criolla Grande ocupa el 16 por ciento de la superficie de viñas, mientras la Cereza abarca el 15 por ciento. Le siguen en importancia dos variedades tintas: Bonarda con el 12 por ciento y Malbec con el 9 por ciento.

Fuente: Instituto Nacional de Vitivinicultura

El INV confeccionó el informe con datos tomados de sus bases de datos congeladas al 31 de diciembre de cada año y los correspondientes al año 2010 de los resultados del Operativo de Actualización de Registros de Viñedos.

El Este sigue en punta

La zona Este es la que posee la mayor superficie de vid de Mendoza, con 64.828 hectáreas, lo que equivale al 42,4 por ciento del total provincial.

El destino principal de las uvas de la zona Este es la elaboración de vinos y mostos, registrando solo 1,9 por ciento de variedades aptas para mesa o pasa.

La región registró una importante reconversión varietal: creció el 37 por ciento la superficie de variedades tintas. A la vez, cayó el 19 y 27 por ciento el terreno con blancas y rosadas respectivamente. 

Fuente: Instituto Nacional de Vitivinicultura

Las variedades rosadas alcanzaban en el año 2000 las 32.962 hectáreas, el 48 por ciento de la superficie del Este y el 61,5 por ciento de las rosadas de la provincia.

En 18 años, desde el 2000, las rosadas cayeron del 48 al 37 por ciento su participación en el total de la superficie de vid de la zona Este. Al mismo tiempo, las tintas aumentaron su participación del 31 al 45 por ciento. Las variedades blancas también disminuyeron del 21 al 18 por ciento.

San Martín, a la cabeza

San Martín concentra el 43,8 por ciento de la superficie cultivada con vides en el Este. Es el departamento que más hectáreas destina a las viñas. Le siguen en importancia Rivadavia, Junín y Santa Rosa. La Paz solo tiene el 0,4% de la superficie de la región.

Fuente: Instituto Nacional de Vitivinicultura

Desde el 2000, sólo Junín ha crecido en superficie cultivada, por lo cual ha aumentado su participación en el total zonal, llegando al 17,7 por ciento. San Martín es el departamento que registra la mayor disminución de vid desde inicio del milenio

Color de uvas por departamento

La proporción de color de uvas por departamento es similar, aunque en el caso de San Martín las rosadas superan el 40 por ciento del total de la superficie implantada con vides.

Fuente: Instituto Nacional de Vitivinicultura

 

 

 

 

Share